Foto: Especial
Los estados que presentaron el mayor número de asesinatos de mujeres no resueltos son Baja California Sur, Guerrero, Jalisco, Colima y Quintana Roo, señala Impunidad Cero

En México, los delitos de feminicidio alcanzaron un nivel de impunidad del 51.4 por ciento durante 2019, de manera que cinco de cada diez de los asesinatos de mujeres en el país no son esclarecidos, de acuerdo con datos de la organización Impunidad Cero.

Según el análisis "Impunidad en homicidio doloso y feminicidio: reporte 2020", el año pasado, los estados que presentaron el mayor número de asesinatos de mujeres no resueltos son Baja California Sur que obtuvo un 100 por ciento de impunidad, luego de presentar únicamente dos casos; seguido de Guerrero, con 93.8 por ciento; Jalisco, 86.7 por ciento; Colima, 81.8 por ciento; y Quintana Roo, con 66.7 por ciento.

En contraste, entidades como Yucatán y Guanajuato presentaron un grado negativo del 100 y 66.7 por ciento, en cuanto a impunidad se refiere, de manera que la organización señala que "esto supone que, durante 2019, resolvieron más asuntos que los ocurridos en ese año, ya que las condenas pueden ser por delitos ocurridos antes del periodo evaluado. Dicha situación suele observarse más en entidades donde pocos casos fueron clasificados como feminicidio".

Guillermo Zepeda Lecuona, investigador que, junto a Paola Jiménez Rodríguez, elaboró este análisis, instó a tomar los datos con reserva, luego de mencionar que la política criminal de cada entidad y los criterios para tipificar los asesinatos de mujeres como feminicidio o no, impactan de manera distinta la impunidad.

"Cinco de cada diez feminicidios se lograron esclarecer, deben ser tomados con reserva porque tiene que ver mucho con las autoridades. El estado que más casos de homicidio contra mujeres los clasificó como feminicidio fue Sinaloa", afirmó.

El documento detalla que en 2019 se registraron mil 12 feminicidios, de los cuales, Veracruz presenta la mayor cantidad con 161; Estado de México, 126; Ciudad de México, 71; Nuevo León, 67; y Jalisco junto con Puebla, 60, mismas que concentran la mitad de los registrados en todo el país.

Al tomar en cuenta la tasa de mujeres que habita cada estado, la tasa de feminicidio a nivel federal es de 1.6 de estos delitos por cada 100 mil mujeres, lo que se traduce en un promedio diario de 2.7 víctimas.

También, señala que además de los mil 12 asesinatos de mujeres catalogados como feminicidios, existen otros 2 mil 822 que fueron etiquetados como homicidios dolosos y que, de sumar ambas cantidades se llega a un total de apenas 26.4 por ciento de muertes violentas de mujeres tipificadas como feminicidio.

La organización señala que esto a pesar de que instancias internacionales han recomendado que, al hallar una mujer muerta, se debe indagar con perspectiva de género, a fin de determinar las causada específicas.

En cuanto a sentencias, Impunidad Cero puntualiza que el año pasado se dieron 269 a nivel federal, de las cuales 252 fueron condenatorias y las 17 restantes absolutorias, por lo que hay un 93.7 por ciento en la tasa de condena por feminicidio.

Sobre este alto índice, menciona que "el hecho de que la tasa de condena sea mayor para este delito puede deberse a que, al momento de clasificar un delito como feminicidio, en lugar de homicidio doloso, los ministerios públicos lo hagan solo cuando tengan pruebas suficientes para acreditar el homicidio por razones de género ante el juez y asegurar la condena".

Foto: Especial

El informe de Impunidad Cero muestra que a nivel federal la capacitación de ministerios públicos para investigar de feminicidios es baja, ya que, al cierre de 2018, de 3 mil 707 fiscalías, solamente se cuenta con 21 agencias especializadas para este tipo de delito, lo que equivale al 0.6 por ciento.

Estas se encuentran distribuidas en 14 estados como Campeche, Coahuila, Chihuahua, Guerrero, Estado de México, Michoacán, Morelos, Nayarit, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Tabasco, Yucatán y Zacatecas; no obstante, ha nivel nacional se encontraron 117 agencias especializadas en ilícitos contra la mujer.