El multimillonario exalcalde de Nueva York Michael Bloomberg destinará 160 millones de dólares a combatir los cigarrillos electrónicos de sabores. Foto: AP
El dinero irá destinado a presionar a las autoridades locales, estatales y federales para que prohíban este tipo de cigarrillos electrónicos.

El multimillonario exalcalde de Nueva York Michael Bloomberg destinará 160 millones de dólares a combatir los cigarrillos electrónicos de sabores, muy populares entre los menores estadounidenses.

"Las compañías de cigarrillos electrónicos y las tabacaleras que las respaldan acechan a la juventud de Estados Unidos. El resultado es una epidemia descontrolada que pone a los niños en peligro de adicción y problemas de salud graves", dijo Bloomberg en un comunicado.

El dinero irá destinado a presionar a las autoridades locales, estatales y federales para que prohíban este tipo de cigarrillos electrónicos, así como a proporcionar apoyo legal a los gobiernos que enfrenten litigios de la industria tabacalera.

El anuncio del exalcalde neoyorquino llegó el mismo día en el que se conoció la sexta muerte en Estados Unidos relacionada con el consumo de cigarrillos electrónicos, ocurrida en el estado de Kansas.

El viernes pasado se conocieron otros tres casos, en California, Indiana y Minesota, que tuvieron mucho eco en los medios locales al ser de los primeros y coincidir en el mismo día.

La iniciativa de Bloomberg llega también en un momento en el que autoridades locales comenzaron un cerco contra el cigarrillo electrónico.

Michigan, por ejemplo, se convirtió la semana pasada en el primer estado del país en prohibir la venta de cigarrillos electrónicos, algo que también hizo a finales de agosto la ciudad de San Francisco (California).

Este lunes, el gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, también anunció planes para prohibir la venta, fabricación y posesión de cigarrillos electrónicos siguiendo así la estela marcada por Michigan.

Estos vaporizadores se venden sin restricciones de edad y según las autoridades sanitarias estadounidenses son adictivos, ya que contienen nicotina. Se comercializan además de sabores como frutas, caramelo o goma de mascar.

"Los cigarrilos electrónicos se consideran productos de tabaco porque en su mayoría contienen nicotina, la cual proviene del tabaco", según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC,por sus siglas en inglés).

Bloomberg ha destinado desde 2007 unos 1,000 millones de dólares a combatir el tabaco en todo el mundo, pero esta es la primera iniciativa en Estados Unidos, informó su fundación, Bloomberg Philanthropies