Adultos estadounidenses son el mercado objetivo, aunque la práctica de 'vapear' es más común entre adolescentes

Los cigarrillos electrónicos de Juul se han convertido en la sensación entre jóvenes de Estados Unidos. De acuerdo a un artículo de CNBC en el país norteamericano hubo un aumento del 77 por ciento en el uso de estos entre estudiantes de secundaria, tan sólo en el último año.

El hábito se hizo comú con la práctica de 'vapear', la cual es 'fumar' a través de estos dispositivos. 

Investigaciones demuestran que a corto plazo el uso de los cigarros electrónicos irrita la vía aérea y altera la función pulmonar. Sinembargo especialistas señalan que aún falta más investigación sobre lo nocivo que podría resultar la práctica. 

Los reguladores federales de salud critican este incremento que se presenta en edades más tempranas. 

Kevin Burns, Director Ejecutivo de Juul (marca de cigarrillo electrónicos), indica que el producto no debe ser bueno para los niños. 

"No está diseñado para ellos. No está destinado para ellos", dijo en entrevista para la cadena televisiva.

El mercado objetivo es los adultos que buscan dejar de fumar con éxito.

Juul "fue diseñado para replicar la experiencia de la nicotina y eliminar la combustión asociada con el hábito de fumar. Y francamente, el producto funciona", dijo Burns.

De acuerdo a los fundadores de Juul, Adam Bowen y James Monsees, el producto fue creado con el objetivo de ayudarse a si mismos y a otros adultos a dejar este vicio.

Larry McLaughlin es un claro ejemplo. El hombre compró el cigarrillo electrónico para su esposa una navidad. A casi dos años del regalo, el hombre sigue fumando cápsulas de nicotina a traves de su cigarrillo Juul.

McLaughlin, el trabajador de la construcción de 62 años, pudo dejar de fumar. 

Con información de CNBC