Hola, estoy a punto de dar a luz y no quiero recibir visitas, por lo menos el primer día, me gustaría descansar y disfrutar en familia de mi hija. Pero mi pareja no está de acuerdo, dice que no tengo derecho a prohibirle a nadie que vaya ver al bebé. Que estoy muy equivocada,  que el bebé no es solo nuestro, que es un miembro más de su familia y de la mía y que todos tienen derecho a verlo y que en el caso de que prohíba visitas me van a odiar.

Esas palabras me hicieron sentir muy mal, porque me siento como que no tengo nada que ver con el bebé, que solo voy a ser una más para ella, yo pienso que la madre es más que una abuela, tía, bisabuela...pero él me hizo pensar que era como cualquier otra de la familia; y aparte de querer el primer día para nosotros tres, también lo quiero para descansar, nunca he parido, pero muy cómodo no es y no me van a estar haciendo cosquillas los puntos. A lo que más le doy vueltas es a lo que me dijo de que no tenía derecho sobre mi hija, que mi hija era de todos, y que no entienda que quiero tranquilidad y disfrutar de mi primera hija.

Molesta

Estimada Molesta:

La llegada de un hijo es un momento muy importante para una pareja y, a mi consideración, cuanto más íntimo mejor, lo segundo porque tanto la mamá como el bebé necesitan descansar y tercero para asentar la lactancia materna. Uno asume que en la familia hay la confianza suficiente como para hablar las cosas y exponer el deseo de vivir esta etapa solo, al principio. No quiere decir que vayas a restringir a tu hija, solo esta primer toma de contacto con  la maternidad quieres hacerla junto con tu pareja y es válido.

apartado500v@gmail.com