"Negaron sangre a mi padre y falleció": Denuncian a personal de la clínica 7 del IMSS Monclova
Juan Rodríguez de 70 años de edad, habría ingresado una semana atrás a urgencias de este nosocomio por una tener la hemoglobina muy baja, fue estabilizado y atendido con infusiones de cinco unidades de Sangre RO Negativo que le permitieron seguir con vida, pero fue trasladado a piso y ahí comenzó su calvario.
 
Al ver que su padre no recibía la atención requerida para enfrentar el sangrado de tubo intestinal que padecía derivado de una cirrosis hepática, un derechohabiente denunció que personal de la clínica 7 del IMSS estaba negando medicamento y sangre a su progenitor a través de redes sociales, aunque el caso se hizo viral y se dio la atención después de días al paciente, este lamentablemente falleció la tarde de este viernes.
 
Juan Rodríguez de 70 años de edad, habría ingresado una semana atrás a urgencias de este nosocomio por una tener la hemoglobina muy baja, fue estabilizado y atendido con infusiones de cinco unidades de Sangre RO Negativo que le permitieron  seguir con vida, pero fue trasladado a piso y ahí comenzó su calvario.
 
De haber registrado nivel 2 de hemoglobina con la transfusión subió a nivel4.
El paciente requería más unidades, sin embargo estas fueron negadas puesto que se debían al laboratorio 3 y debía de reponerlas o no podrían otorgarle más.
 
Juan Rodríguez Madrigal, hijo del septuagenario se encargó de conseguir que un pariente viajara de Saltillo a Monclova para la donación de el mismo tipo de sangre, este llegó después de las 8:30 horario que se terminan las citas en laboratorio y rechazaron que pudiera realizarse el procedimiento.
 
"Sábado y domingo está cerrado vengase hasta el lunes, si quiere hable con el director si él nos dice lo hacemos, fui con el director Barbachano y me dijeron que estaba en junta, por vía whatsapp le dije y me contestó que le dijera a la jefa si ella  decia que si, adelante, me daban la sangre para mi papá".
 
Para ello, su padre tendría tres días sin recibir sangre y su semblante era cada vez peor.
 
Indignado, pidió a "Conchis" la encargada del laboratorio el que se le aceptara sangre de otro laboratorio, el estaba dispuesto a adquirirla para que su padre siguiera con vida, pero la respuesta siempre fue la misma, un no.
 
Al ver que la vida de su padre pendía de un hilo y que solo con sangre se repondría, realizó una transmisión en vivo en facebook que se hizo viral, ahí informó de la negación del servicio médico a su padre, quien tampoco tendría medicamento.
 
"Aquí está mi papa tiene cuatro días, necesita RO Negativo, no se la han querido poner por que dicen que no hay sin embargo, me di la tarea de conseguir un donante que viene de Saltillo, me dicen que tampoco la pueden recibir por que no quieren que venga tratada de otro laboratorio".
 
La situación llegó al grado de que la Guardia Nacional arribó a la cama donde se encontraba su padre a decirle que se "calmara y dejara de gritar" o de lo contrario lo llevarían detenido.
 
Luego de la situación en la que exhibió al Seguro Social, se movilizó el personal y convocaron a una reunión, ahí estuvo la jefa del laboratorio a quien identifican como "Conchis" a quien escucharon gritar " ya hombre como quiera se va morir el señor, aquí están dos bolsas más, son las únicas que les voy a dar".
 
Comenzaron a hacer la transfusión de la sangre a Don Juan Rodríguez, le aplicaron medicamentos y suero que no había recibido en días, sin embargo cuando colocaron la segunda bolsa de sangre, lamentablemente falleció".
 
"En ese momento le cambia toda la perspectiva de las cosas, le traen vitamina a mi papa, suero, una enfermera se puso de su lado y le pusieron sangre, murió inmediatamente al recibir la segunda sangre muere".
 
La familia que ahora sufre la pérdida de Don Juan, no interpondrá una denuncia contra la institución por ahora, sin embargo tiene en planes de iniciar una asociación civil para apoyar a personas que pasen por este tipo de situaciones.

En Entrevista para VANGUARDIA indicaron que el personal de urgencias que eran pasantes todos, se portaron a la altura y atendieron y estabilizaron al paciente, en este caso  fue el personal especializado el que se negó a brindar una atención digna para el derechohabiente quien desde 10 años atrás tenía tratamiento de infusiones en Monterrey y nunca tuvo una complicación.
 
"Es una prueba que la prepotencia se sigue presentando en dependencias de gobierno, pensamos seguir la batalla" concluyó su hijo.