Foto: Especial
"Es por precaución, porque las fuerzas conservadoras son muy retrógradas, muy autoritarias, infiltran gente para generar violencia, para dañar”, expuso en un video

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, afirmó este domingo que las vallas frente a Palacio Nacional son para proteger el patrimonio y no por miedo a las mujeres; aseguró que se implementaron por “precaución” a que se vandalice el lugar.

“Les molestó mucho porque pusimos una valla para proteger Palacio Nacional, no es por miedo a las mujeres, es por precaución, porque las fuerzas conservadoras son muy retrógradas, muy autoritarias, infiltran gente para generar violencia, para dañar”, expuso en un video publicado en sus redes sociales.

El mandatario aseveró que en las marchas feministas suelen infiltrarse “fuerzas conservadoras” a las cuales calificó como “muy retrógradas y autoritarias”.

“Pusimos esa valla para proteger al Palacio, por hacer esto nos están acusando de todo. Quiero dejar de manifiesto que nunca vamos a reprimir al pueblo, jamás, es mejor poner una valla que poner frente a las mujeres que van a protestar a los granaderos, como era antes”, expuso.

Agregó que se permitirán todas las manifestaciones siempre que se realicen de manera pacífica, sin embargo, reiteró que las autoridades deben cuidar el patrimonio y no “caer en la trampa de la violencia de los provocadores”. 

El sábado por la noche, activistas pintaron los nombres de las víctimas de feminicidio en México en las vallas metálicas que instaló el gobierno capitalino para resguardar Palacio Nacional de las protestas previstas por el Día Internacional de la Mujer.

También lee: “No queremos que haya heridos en ambos bandos”, dice AMLO sobre vallas en Palacio Nacional

De acuerdo con el colectivo feminista Verde Aquelarre, las mujeres que anotaron los nombres son las mismas que participaron en la realización de la antimonumenta “Vivas nos queremos”, ubicada frente al Palacio de Bellas Artes.

Colectivos feministas invitaron a las mujeres a llevar flores frente al muro previo las protestas programadas para el Día Internacional de la Mujer.