Declara. No hay ninguna acusación de nosotros ante la justicia, dijo el Obispo. Foto: Vanguardia/Mayra Franco
El Obispo de Saltillo dio a conocer su opinión luego de que la Fiscalía revelara que existen investigaciones contra 11 curas señalados por pederastia

No somos cómplices porque no tenemos de quién ser cómplices”, sentenció el obispo de la Diócesis de Saltillo, Raúl Vera López, luego de que la Fiscalía General del Estado (FGE) revelara que existen investigaciones contra 11 curas señalados por pederastia.

Durante un evento organizado por el equipo de comunicación de la Diócesis, Vera López aceptó que, por la naturaleza del evento, sería una ausencia grave no hablar, aunque sea tres palabras, sobre la pederastia clerical, tema que ha trascendido a nivel nacional, aunque se negó a dar entrevista a los medios de comunicación.

No tenemos acusación alguna, no hay ninguna acusación que de nosotros ante la justicia tengamos, no hay ninguna. Lo segundo, que con todo gusto vamos a pedir a la Fiscalía las carpetas de las que está hablando con los famosos casos. Tercero, que no somos cómplices porque no tenemos de quien ser cómplices. Esto se los digo clara y  limpiamente, no tenemos acusaciones, no tenemos ningún reparo de ir a pedir las carpetas”, declaró el Obispo.

Además de la declaración del Fiscal General, el activista Ignacio Martínez Pacheco denunció, desde hace un año, a “el padre Meño” por el delito de violación. El activista contra la pederastia clerical aseguró tener una lista con los 18 nombres de curas pederastas.

Ayer aseveró que algunos de los nombres de los curas que presuntamente habrían atentado contra la integridad sexual de menores son: Adolfo Villanueva y Jorge Alonso Campos Rodríguez.