El Departamento de Salud de Nueva York lanzó este martes una campaña de concienciación que busca detener las muertes por sobredosis, que en esta ciudad permanece en niveles de epidemia. Foto: www1.nyc.gov
De acuerdo con la agencia sanitaria, cada seis horas una persona muere por una sobredosis en Nueva York. En el 2017, hubo 1,487 muertes confirmadas y el fentanilo fue la droga más común en el 57 % de los casos.

El Departamento de Salud de Nueva York lanzó este martes una campaña de concienciación que busca detener las muertes por sobredosis, que en esta ciudad permanece en niveles de epidemia, causadas en su mayoría por el fentanilo.

De acuerdo con la agencia sanitaria, cada seis horas una persona muere por una sobredosis en Nueva York. En el 2017, hubo 1.487 muertes confirmadas y el fentanilo fue la droga más común en el 57 % de los casos.

De enero a septiembre del 2018, se registraron 1,055, indicó en un comunicado de prensa en el que además destacó que las muertes por sobredosis se mantienen en niveles epidémicos en la ciudad y que la cifra ha aumentado por siete años consecutivos.

Para el 2018, la información preliminar indica que la tendencia siguió para ese año, advirtió la agencia en un comunicado de prensa.

En la campaña, que tiene un costo de 730,000 dólares, Salud aconseja a los que consumen droga a no hacerlo cuando estén solos y evitar la mezcla de drogas.

También advierten que el fentanilo -un opioide de corta duración de 30 a 50 veces más potente que la heroína- está presente en otras drogas: la heroína, la cocaína en polvo, la cocaína en piedra, la metanfetamina y la ketamina, además de pastillas que se venden como analgésicos opioides y benzodiacepinas.

"El fentanilo está en la oferta de drogas ilegales y está intensificando la epidemia de sobredosis en Nueva York", dijo la directora de Salud, Oxiris Barbot.

"Las personas que consumen drogas deben saber que hay maneras de reducir su riesgo de sobredosis. Si consume drogas, no lo haga a solas, ya que si sufre una sobredosis, otra persona podrá llamar al 911. Esta información puede salvar vidas", indicó Barbot.

La campaña de concienciación estará presente en el metro, autobuses y quioscos de la ciudad así como tablones publicitarios, en páginas web, la terminal del ferry de Staten Island, así como en vecindarios con la tasa más alta de muertes por sobredosis.