Foto: Especial
El oro, el yen y los bonos del Tesoro de Estados Unidos son vistos como activos de refugio en momentos de incertidumbre

El oro alcanzó este martes un máximo de más de seis años debido a los disturbios en Hong Kong y el desplome del peso argentino, que llevaron a los inversores ya asustados por la guerra comercial entre Estados Unidos y China a refugios como el lingote a expensas de activos más riesgosos como las acciones.

El oro al contado subía 1 por ciento a mil 526.61 por onza, tras tocar su nivel más alto desde abril de 2013. Los futuros del oro de Estados Unidos ganaban un 1.4 por ciento a mil 538 dólares la onza.

"La gente está nerviosa por Hong Kong otra vez, y es por eso que los mercados asiáticos cayeron", dijo Georgette Boele, analista de ABN Amro. "La disputa comercial está enloqueciendo al mercado. No descartamos correcciones técnicas, pero mil 500 es la nueva normalidad a menos que las relaciones comerciales den un giro en la dirección correcta", dijo Jigar Trivedi, analista de Anand Rathi.

El viernes el metal dorado sumó su mayor alza semanal en más de tres años, debido a las políticas monetarias más moderadas de los bancos centrales, la escalada de la tensión comercial entre Estados Unidos y China y los rendimientos negativos en los bonos europeos.

Los precios del oro subieron hasta 4 por ciento la semana pasada y suman un avance de alrededor de 17 por ciento en lo que va del año.

 

Los mercados operan en medio de un ambiente cauto debido al temor de los inversores por la guerra comercial entre Estados Unidos y China, las protestas en Hong Kong y la situación política en Argentina.

Los mercados financieros argentinos se derrumbaron el lunes tras la abrumadora diferencia que el opositor de centroizquierda, Alberto Fernández, logró sobre el presidente Mauricio Macri en las primarias, que alejó la posibilidad de una reelección del mandatario neoliberal en los comicios de octubre.

La líder de Hong Kong, Carrie Lam, dijo este martes que la recuperación de la ciudad tras las protestas que han arrasado con el centro financiero asiático podría llevar mucho tiempo y que ella sería responsable del restablecimiento de su economía "cuando remita la violencia".

El oro, el yen y los bonos del Tesoro de Estados Unidos son vistos como activos de refugio en momentos de incertidumbre. La divisa japonesa subió el lunes a un pico de siete meses contra el dólar, mientras que el rendimiento de los bonos a 30 años extendía el martes la baja de la sesión previa a un piso desde julio de 2016.

Entre otros metales preciosos, la plata subía 2.4 por ciento a 17.46 dólares la onza, un máximo desde enero de 2018. En tanto, el platino avanzaba 1.4 por ciento a 864.38 dólares y el paladio ganaba 0.8 por ciento a mil 438.70 dólares.