Alumnos del CAC 2000, clubes deportivos, estudiantes y público en general, formaron parte de este reto. / Archivo
El reto en todo México fue juntar 40 mil kilómetros de nado con igual número de participantes en apoyo a la fundación Kardias A.C., y la capital coahuilense se sumó al esfuerzo

La capital coahuilense aportó cerca de mil kilómetros al programa “Nado X mi Corazón”, el cual se efectuó en todo el País del 8 al 14 de febrero con la finalidad de que los mexicanos se unieran para ayudar con sus brazadas y pataleo en busca de acumular 40 mil kilómetros, meta establecida por la fundación Kaluz A.C., pues de conseguirlo donará 500 mil pesos a Kardias A.C., asociación cuya principal actividad es fortalecer centros especializados en cirugía cardiovascular pediátrica.

... al ver la causa, cuál era ese motivo para donar el kilómetro, la gente respondió bien, la verdad participó más gente de la que teníamos prevista por la temporada.
Gamaliel Martínez Ibarra, director administrativo del CAC 2000.

Gamaliel Martínez Ibarra, director administrativo del Centro Acuático Coahuila (CAC) 2000, se dijo contento por la respuesta de la ciudadanía, a pesar de que aún son días en los que se deja sentir el frío de la temporada. “Sin embargo, al ver la causa, cuál era ese motivo para donar el kilómetro, la gente respondió bien, la verdad participó más gente de la que teníamos prevista por la temporada”.

Desde los usuarios del CAC 2000, así como alumnos de la UAdeC, la ENEF y diferentes instituciones y clubes deportivos a los que se les mandó la invitación, además, por supuesto, del público en general, para quienes la convocatoria estaba abierta, participaron en esta actividad que se realizó a nivel nacional.

Las instalaciones del Centro Acuático, de las mejores en la región, fueron la sede de esta campaña, las cuales en todo momento fueron, y están, monitoreadas por los especialistas, pues había requisitos que cumplir para poder formar parte del desafío.

“Tenían que ser mayores de 12 años, y el otro requisito es que supieran nadar. La mecánica fue la siguiente, nos apoyó el personal del IMSS y de la Secretaría de Salud, ellos nos ayudaban a tomar la presión, a medirlos, a checarles la glucoso, todos los procedimientos que tenían que cumplir. Ya el personal del Centro Acuático apoyó en, por ejemplo, hacer función de salvavidas por si se cansaba algún nadador, porque teníamos la piscina a curso largo (25 metros de aguas profundas y 25 de aguas bajas); aparte monitorear las vueltas, que se cumpliera el objetivo, además de hacer el reporte e ingresarlo al sistema”, indicó el directivo.