Foto: Especial
La peste bubónica rebrotó en Mongolia, cobrando la vida de dos personas. Conoce cómo identificar los síntomas a tiempo y qué tratamientos existen en la actualidad

La peste negra o bubónica reaparece en plena contingencia por la pandemia del nuevo coronavirus (COVID-19). El país asiático de Mongolia identificó dos casos en personas que habrían fallecido a causa de la plaga medieval que enlutó a miles de familias en Europa y otros países en el mundo.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más del 90 % de los casos notificados por la peste en el mundo ocurren en dos países de África, Madagascar y República Democrática de Congo.

Mongolia ha declarado cuarentena a causa de la peste negra en dos ciudades de la parte occidental ante el temor de que se convierta en una nueva pandemia.

A continuación, aprende a identificar los síntomas de la peste bubónica, las formas de contagio, los tratamientos y demás.

¿Qué es la Peste Negra?

Según la OMS, la peste es una zoonosis bacteriana causada por la bacteria “Yersinia pestis”. Se encuentra en su mayoría en roedores y otros animales pequeños y, principalmente son las pulgas infectadas que transmiten la enfermedad a los humanos. Existen tres tipos de la peste que depende de la vía de infección:

- La peste bubónica. Es provocada por la picadura de una pulga infectada. El bacteria de la peste ingresa a la piel de la herida y corre a través del sistema linfático al ganglio linfático, este se inflama debido a un gran número de las bacterias que se replican allí. El ganglio linfático inflamado, denominado ‘bubón', genera dolor y puede forma pus a causa de la infección avanzada.

- La peste septicémica. Esta es cuando la infección (por la picadura) se propaga directamente a través del torrente sanguíneo, sin evidenciar el ganglio linfático inflamado. La peste septicémica puede ser consecuencia no solo de las picaduras de pulgas infectadas sino también del contacto directo con material infectado mediante grietas en la piel.

- La peste neumónica. Es la forma más virulenta y menos común. Con frecuencia es causada por la diseminación secundaria de una infección avanzada de la peste bubónica. Suele ocurrir por la inhalación de gotitas contagiadas en aerosol y transmitirse de persona a persona sin la intervención de pulgas o animales. Esta peste debe ser tratada porque presenta una alta tasa de mortalidad.


¿En qué consiste la Peste Negra?

La peste negra o bubónica suele darse por la picadura de una pulga infectada. Esta bacteria ingresa por la piel del ser humano e inflama al ganglio linfático. Cuando cae en un cuadro de infección avanzada, dando lugar a la peste neumónica, es mortal.

Foto: Especial

¿Cómo se contagia la Peste Negra?

De acuerdo a la información de la OMS, la transmisión de la peste negra a una persona se debe a la picadura de una pulga infectada con la bacteria de un animal pequeño. Otra manera es mediante un contacto directo o indirecto con animales. Por otro lado, el contagio de persona a persona puede darse por la inhalación de gotitas aerolizadas de una persona infectada.

¿Qué produce la Peste Negra?

En los humanos, existen distintas manifestaciones clínicas por la peste bubónica, septicémica y neumónica, siendo esta última la más grave con alta letalidad y de notificación obligatoria.

¿Cuáles son los síntomas de la Peste Bubónica?

Los síntomas de las personas contagiadas de la peste bubónica empieza con “gripe”, luego de un período de incubación de 3 a 7 días aproximadamente. Aunque existen peste bubónica, septicémica y neumónica, los signos más comunes en las tres son:

- fiebre

- escalofríos

- dolores de cabeza

- dolor del cuerpo

- debilitad

- vómitos

- náusea

Tratamiento para la Peste Negra

Un diagnóstico preventivo de la peste negra es vital para disminuir las complicaciones y la mortalidad. El método más eficaz es la detección a tiempo de la enfermedad. Para curarse, se necesita una administración de antibióticos (estreptomicina, gentamicina, doxiciclina o ciprofloxacina), previa indicación.

También están las vacunas que se utilizaron en el pasado contra la peste; sin embargo, a causa de la aparición de antibióticos, el interés por la vacunación se ha reducido. Según la OMS, estas no son recomendadas como protección inmediata ante un brote de la peste negra y es que solo son sugeridas como medida profiláctica para los grupos de alto riesgo, tales como personal de laboratorio que están constantemente expuestos.

¿Cuántos casos de Peste Negra hubo?

A lo largo de la historia, la peste bubónica brotó en diferente partes del mundo. Sin embargo, entre los años 1348 a 1350 cobró la vida de alrededor de 75 millones y 200 millones de personas a nivel mundial. Falleció más de la mitad de la población británica en Europa a causa de la plaga medieval, cuya tasa de mortalidad fue la más letal.

¿Qué causó la Peste Bubónica en Mongolia?

La peste negra provocó la muerte de 2 personas que contrajeron la bacteria en la región de Khovd, Mongolia, según el Centro Nacional de Mongolia para las Enfermedades Zoonóticas (NCZD).

Por ello, las autoridades del país asiático dispusieron cuarentena a su región occidental, la cual rige para la capital de la provincia y uno de los distritos de la región. Los vehículos están prohibidos de ingresar.