Foto: Tomada de Internet
Alonso Ancira plantea la conveniencia del trabajo conjunto de México, Canadá y EU para mantener la efectividad de un sector particularmente productivo

Para impedir que el comercio desleal afecte a la industria acerera, sector esencial para el desarrollo de los tres países que integran el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, Alonso Ancira Elizondo, presidente de AHMSA, propuso defender juntos el intercambio siderúrgico frente al resto del mundo.
 
El empresario llamó a realizar este trabajo conjunto de México, Canadá y Estados Unidos, en el marco del Congreso Estrategias de Supervivencia del Acero (Steel Surviving Strategies), que se lleva a cabo en Nueva York.
 
Durante el encuentro organizado por el American Metal Market y World Steel Dynamics, se otorgó a Alonso Ancira el reconocimiento Willy Korf / Ken Iverson Steel Vision Award, por su trayectoria de 25 años al frente de Altos Hornos de México S.A. y por sus aportes a la industria siderúrgica mundial.
 
Ancira habló sobre la efectividad del TLCAN en el sector del acero donde, subrayó, el acuerdo trinacional ha sido particularmente exitoso “al acrecentar”, dijo, “el intercambio en un marco de complementariedad, lo que obliga a un trabajo conjunto, con acciones similares, para evitar que ese éxito se vea vulnerado”.

 

Esta situación se detalló al señalar que, en la actualidad, Estados Unidos tiene un balance a favor de un millón de toneladas anuales en el comercio de acero con México, y  las industrias automotriz y de energía tienen oportunidades de mercado para que crezca el sector en la región del TLCAN.
 
AHMSA, una de las mayores siderúrgicas del País, anunció la semana pasada, en un comunicado, que planea volver a cotizar sus acciones en la Bolsa Mexicana de Valores y contrató a la casa de bolsa local Actinver para que le asesore en el proceso.
 
El último precio de cotización de las acciones de AHMSA fue de 2.52 pesos el 25 de mayo de 1999.
 
“En 1992, al tomar la propiedad de la empresa”, recordó el industrial, “más de 18 mil trabajadores en las plantas producían 2.5 millones de toneladas anuales de acero líquido, y hoy 6 mil 500 trabajadores generan 6 millones de toneladas anuales de materiales de alta calidad, lo que da una medida del cambio realizado”.
 
"Actualmente trabajamos para disminuir la fabricación de aceros comerciales y llegar a un 60 por ciento de producción de materiales especializados", agregó.