Foto: Mayra Franco
Francisco Martínez Ávalos, lamentó que la ciudadanía no atendió al llamado de no meterse en acequias y presas

Con un saldo blanco, concluyó la Subdirección de Protección Civil en Coahuila sus operativos durante los días más concurridos de turistas y visitantes en la mayor parte del Estado; sin embargo, el titular de la dependencia, Francisco Martínez Ávalos, lamentó que la ciudadanía no atendió al llamado de no meterse en acequias y presas.

Un claro ejemplo fue lo que sucedió la semana pasada en la valla en el tramo carretero conocido como Los Chorros, en donde se colocó una estructura metálica justo en el punto de concentración de agua, sin embargo, cientos de familias se estacionaron sobre la carretera federal para refrescarse sin pensar en el riesgo que significa.

En un recorrido realizado por VANGUARDIA durante todo el fin de semana, se comprobó que al menos una treintena de vehículos se mantenían estacionados en la valla de Los Chorros, poniendo en riesgo no solo a sus familias, sino a decenas de automovilistas que viajaron por dicha vía federal.

Está prohibido ingresar a los ríos por el alto riesgo de sufrir accidentes mortales”.
Francisco Martínez, titular de Protección Civil.

“Lamentablemente siguen parándose en lugares como Los Chorros en donde hay agua y ahí hacen hasta carnes asadas, pero lo único positivo es que la valla ahuyentó a unos cuantos porque vimos menos carros que en años anteriores”, puntualizó.

A pesar del reporte de saldo blanco, en el municipio de Jiménez se registró la muerte de un joven de 30 años quien fue rescatado sin vida en el río San Diego; presuntamente el hombre se encontraba en estado de ebriedad cuando ingresó al rio en donde según el funcionario, “existe una zona importante de maleza, ramas y tierra que pudo haber generado el accidente que concluyó en tragedia”.

Sin embargo, Martínez Ávalos aseguró que esa zona no es competencia de la corporación estatal, pero recalcó que está completamente prohibido ingresar a los ríos.