Margarita Ríos Farjat, titular del SAT. Foto: Archivo
Entre el 5 y el 16 de diciembre, el SAT que en el nuevo Gobierno federal encabeza Margarita Ríos Farjat canceló y condonó créditos fiscales a 330 personas físicas y morales, por más de 2.8 mil millones de pesos

Por Efrén Flores para SinEmbargo

Desde que Margarita Ríos Farjat encabeza al Servicio de Administración Tributaria (SAT), la dependencia federal –además de realizar despidos masivos– ha cancelado y condonado adeudos fiscales por 2 mil 854 millones 707 mil 788 pesos.

El 5 de diciembre de este año, Ríos Farjat tomó las riendas del SAT. A partir de esa fecha, el órgano de recaudación fiscal de la Secretaría de Hacienda canceló y condonó un monto (2.8 mil mdp) equiparable al 41.9 por ciento de la cantidad total de cancelaciones y condonaciones (6.8 mil mdp) efectuadas durante diciembre (hasta el corte del día 16).

Esta cantidad (2.8 mil mdp) representa, asimismo, el 4.6 por ciento de todas las cancelaciones y condonaciones que el Gobierno federal realizó durante 2018. Los montos de los adeudos perdonados, ya fuese a personas físicas o morales, van de 328 a 1.3 mil millones de pesos.

La cantidad de recursos que el SAT dejó de recaudar desde el 5 de diciembre pasado es similar, por ejemplo, a la cantidad de dinero (2.7 mil mdp) que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) ejercerá para los programas de “Conservación de infraestructura de caminos rurales y carreteras alimentadoras”, y de “Estudios y proyectos de construcción de caminos rurales y carreteras alimentadoras”, según el Presupuesto de Egresos 2019.

De acuerdo con el SAT y el Código Fiscal de la Federación (CFF), “un crédito fiscal” (impuestos e ingresos por derechos) puede ser cancelado por dos razones. Cuando existe “imposibilidad práctica de cobro” (ya sea porque el deudor es insolvente, no puede ser localizado, no tiene bienes embargables o falleció sin bienes objeto de embargo) y cuando el cobro es “incosteable” (sea porque el costo de recuperación del adeudo es igual o mayor al adeudo; o sea porque el adeudo es igual o superior a 1 mil 245.3 y 124 mil 532.6 pesos, según lo establecido en el Artículo 146-A del CFF).

Asimismo, un adeudo fiscal puede ser condonado, de manera “total o parcial”, por razones similares a las de la cancelación. La diferencia principal entre condonación y cancelación radica en que, la primera, equivale a perdonar el adeudo de manera definitiva, mientras que en el caso de la segunda, la determinación no es definitiva.

Es decir que, si en un determinado momento el Gobierno decide condonar un adeudo al contribuyente, por la razón que sea, cuando el deudor tenga la posibilidad de saldar su deuda, el Gobierno ya no puede exigirle el pago condonado.

Al contrario, con la cancelación, la autoridad fiscal (el SAT) puede ejercer su derecho al cobro del adeudo, una vez que el contribuyente tenga la posibilidad de cubrir su obligación.

Estas prácticas, aunque sirven para mejorar la eficiencia recaudatoria, son señaladas de funcionar de manera opaca y arbitraria, de modo que “es imposible saber en qué casos el SAT decide cancelar [o condonar] créditos de manera justificada”, refiere el centro de análisis e investigación Fundar.

Según la investigación de Fundar “Privilegios Fiscales. Beneficios inexplicables para unos cuantos” (2017), esta situación “resulta aún más preocupante debido a que quienes se benefician de esta política son las personas que acumulan los adeudos más grandes”.

Entre 2016 y 2017, Fundar encontró que el SAT le perdonó más de 15 mil millones de pesos a 15 personas morales. Mientras que estos 15 deudores representaron al 0.26 por ciento de los contribuyentes, su adeudo fue equiparable al 31 por ciento del total de las cancelaciones durante el periodo.

Sobre las condonaciones, Fundar estimó algo similar. Que se trata de una práctica que “continúa siendo formulada, diseñada e implementada de manera discrecional y sin los controles que garanticen que este tipo de beneficios no sean otorgados a favor de quienes poseen mayores adeudos o de quienes ya han sido favorecidas en el pasado”.

Este año, por ejemplo, a la empresa Ingenieros Civiles Asociados (ICA) –que fue la contratista de infraestructura gubernamental por excelencia, desde el sexenio de Miguel Alemán hasta el de Felipe Calderón– le fueron condonados 4 mil 968 millones 608 mil 152 pesos. Dicha cantidad es equiparable al 65.2 por ciento del monto total (7.6 mil mdp) de condonaciones durante 2018.

LOS MÁS BENEFICIADOS

Desde que Margarita Ríos Farjat asumió la titularidad del SAT, cuatro personas morales y una física (el 1.52 por ciento de los 330 deudores registrados) concentraron el 87 por ciento (2.5 mil mdp) del monto total (2.8 mil mdp) de las condonaciones y cancelaciones registradas entre el 5 y el 16 de diciembre.

Por el lado de las condonaciones, el monto perdonado ascendió a 9.3 millones de pesos, 6.4 correspondientes al Instituto Tecnológico Superior de Calkini en el estado de Campeche (ITESCAM), y 2.9 a la compañía La Anita Condimentos y Salsas (de Yucatán).

Por el lado de las cancelaciones, el monto perdonado ascendió a casi 2.5 mil millones de pesos.

De ellos, 1.3 mil millones correspondieron a la compañía Viliza Metales, que según el Diario Oficial de la Federación (DOF: 30/09/2015, oficio 00-05-2015-31405), emitió “comprobantes fiscales sin contar con los activos, personal, infraestructura o capacidad material para prestar los servicios o producir, comercializar o entregar los bienes que amparan tales comprobantes”.

En la misma situación que Viliza (oficio 50005-2014-39046) estuvo la empresa Comercializadora Metalúrgica de Occidente, a la que le cancelaron un adeudo por 362.7 millones de pesos. En el caso de la persona física de nombre Héctor Antonio García García, la cancelación fue por un monto de 855.5 millones de pesos.

Del resto de los contribuyentes (325) beneficiados por condonación (39) o cancelación de adeudos fiscales (286), 19 (6 por ciento de 325) tuvieron beneficios fiscales por montos de uno a 100 millones de pesos, para un acumulado de 341.9 millones de pesos (12 por ciento del monto total de condonaciones y cancelaciones).

Asimismo, 83 deudores (25 por ciento) dejaron de pagar entre 100 mil y un millón de pesos por un total de 23.6 millones de pesos (0.8 por ciento de 2.8 mil mdp), además de 139 (44 por ciento) que fueron eximidos de pagar entre 11 y 100 mil pesos, por un acumulado de 6.6 millones (0.2 por ciento).

Finalmente, 84 contribuyentes (25 por ciento) más, que debían menos de 11 mil pesos, dejaron de pagar 357.5 mil pesos (0.01 por ciento del monto total de condonaciones y adeudos registrados entre el 5 y el 16 de diciembre de 2018).