PERO NO SE PUEDE DECIR...Que que si lo hace estallará una "bomba". El ex director de Pemex la está pasando mal al ser prófugo de la Justicia, y hállese donde se halle en estos momentos, ha perdido paz, tranquilidad y sueño, pues está latente de que sufra un "quinazo", eso es lo que se vislumbra, sin embargo, ha corrido como reguero de pólvora de que al parecer está decidido a dar "nombres", ya que cuando fue Director de la petrolera mexicana, él recibía órdenes de muy arriba.