Albert Einstein. Foto: Vanguardia/Archivo
Las personas inteligentes tienen el hábito de hablar solos, de hecho, los biógrafos de Albert Einstein cuentan como al científico le gustaba repetir una y otra vez las mismas frases

México, DF. Como un disparate se ha calificado el hecho de hablar a solas, preguntarse una y otra vez por las malas acciones o cuestionarse en voz alta sobre cómo actuar ante determinada circunstancia parece que a todos nos ha pasado pero la frecuencia con que lo hacemos, determina según la ciencia el fortalecimiento de nuestra actividad cognitiva.

Los psicólogos, Daniel Swigley y Gary Lupya llevaron a cabo el siguiente experimento: a los voluntarios se les dio una lista de 20 alimentos y se les pidió encontrarlos en el supermercado. Al principio, los participantes tenían que realizar la tarea en silencio, y en el segundo intento se les permitió recitar los nombres de los productos. Así, la segunda vez los voluntarios encontraron los alimentos necesarios mucho más rápido.

Por lo que parece que recitar en voz alta “entrena la memoria y nos hace visualizar el resultado de nuestras acciones”. De hecho, las personas más inteligentes del mundo tienen este hábito dice Lupya, los biógrafos de Albert Einstein cuentan como al científico le gustaba repetir una y otra vez las mismas frases.

Asimismo, la psicóloga Linda Sapadin explica que pronunciar algo es necesario cuando piensas en situaciones importantes y complejas. “Hace que aclarares tu mente, mostrando lo que es importante y lo que es secundario, y te ayuda a tomar la decisión final”.

Si te hablas a ti mismo significa que eres centrado, altamente eficiente, independiente y entiendes lo que quieres. Añade.

Con información de Genial