Perros callejeros. El abandono de las mascotas es una de las variantes del maltrato animal, que merece castigo. ARCHIVO
Asociaciones civiles afirman que de las miles de denuncias ninguna ha terminado en multa o castigo

Rescatistas independientes, asociaciones civiles y ciudadanos reportan que cada vez es más difícil que las autoridades respondan a las quejas por maltrato animal, pues éstas no atienden el teléfono o no acuden al llamado; además hasta el momento no hay ninguna multa por este delito, aseguraron.

“No hay ninguna multa por maltrato animal en Saltillo”, criticó Alma Salinas, fundadora de Alianza por los Derechos de los Animales de Coahuila (ADAC) pese a que la Policía Ambiental recibió más de 2 mil reportes por animales maltratados, a 2 años de su fundación.

El problema también es que los ciudadanos y rescatistas que hablan a la corporación que salvaguarda la fauna y el medio ambiente de la ciudad muchas veces no son atendidos, de acuerdo con los mismos defensores de los animales.

“Todos los días recibo muchos reportes de maltrato animal y se supone que para eso está la Policía Ambiental y no contesta o promete que va y no va”, comentó Nataly Sánchez Valdez, rescatista y administradora de la página Adóptalos Saltillo, donde brinda información sobre adopción de mascotas, información para esterilización, difusión para encontrar animales perdidos.

La página suma más de 20 mil seguidores, y la queja más frecuente que recibe la administradora es que la Policía Ambiental no contesta el teléfono 844 241 1000.

En 2018, la Policía Ambiental recibió mil 030 llamadas por animales maltratados; en 2019 fueron 997, en los primeros meses de este año llevaban más de 100 antes de la cuarentena.

Pero de todos éstos, las asociaciones que defienden los derechos de los animales critican que ninguno haya llegado a una sanción económica o prisión.

Alma Salinas, de ADAC, señaló que aunque la Policía Ambiental asegura que sí han habido multas, no les han mostrado documentos de los casos que ameritaron un castigo.

Este problema también es narrado por la rescatista y maestra Nataly Sánchez, quien aseguró haber acudido al menos seis veces a levantar denuncias por maltrato animal, pero las autoridades no dieron seguimiento a los casos.

Entre los maltratos que ciudadanos y rescatistas han notificado están golpes, falta de agua y alimentación, abandono en casas vacías, tener a un animal en un espacio muy reducido para su tamaño, dejarlos en la azotea y sin cuidados, no vacunarlos o mantenerlos sin pulgas o garrapatas, hasta el abuso sexual, mutilación y asesinato.

Recientemente en Arteaga un hombre de nombre Octavio ‘N’ golpeó y mató a una perrita de nombre Fantasma. La agresión se volvió viral en redes digitales y también fue denunciada, por lo que el individuo fue capturado por la Policía, pero siguió su proceso en casa.

ARCHIVO

PIDEN CASTIGOS SEVEROS

Varias asociaciones que defienden a los animales, como ADAC, entregaron una iniciativa al Congreso del Estado para que se reforme el Código Penal de Coahuila y se consideren graves los delitos contra las mascotas.

Con esto buscan que se puedan aplicar multas o prisión a los maltratadores o asesinos.

Asimismo, Alma Salinas señaló que en enero solicitaron al alcalde de Saltillo, Manolo Jiménez Salinas, que se implementara una sanción instantánea, “que ahí llegue la Policía Ambiental y en ese momento los multe (al ver un animal maltratado)”, pues el proceso de la corporación es levantar un acta y turnar el caso ante un juez. Hasta la fecha no han tenido una respuesta.

“Sí hacen falta sanciones porque la gente ya se acostumbró a que nadie les dice nada”, puntualizó la rescatista Nataly Sánchez.

Pese a estas quejas, las rescatistas y asociaciones también reconocieron que hay veces que la Policía Ambiental responde, acude al lugar y ayuda de forma profesional a los animales maltratados, pero hay situaciones difíciles de atender, como el rescate de perros abandonados, rodeados de eses y en condiciones lamentables, en casas vacías.

A partir del mes de julio de 1917, golpear, torturar o matar a un animal está tipificado como delito penal en Coahuila.

Nazul Aramayo

1985. Reportero enfocado en temas de movilidad, medio ambiente, historias de vida, cultura popular, música, literatura. Autor de los libros “Cantinas que merecen ser amadas y personas que no” (Producciones El Salario del Miedo: 2019), “La Monalilia y sus estrellas colombianas” (FETA: 2017) y “Eros díler” (Jus: 2012). Ha sido ganador del Premio Estatal de Periodismo Coahuila 2017 y 2018, en los géneros de Crónica y Mejor Trabajo de Periodismo Cultural respectivamente. Ganador del XXIX Concurso Literario Nacional “Magdalena Mondragón” en el género de cuento. Ha sido becario del PECDA y FONCA.