Males. El COVID-19 deja secuelas en el corazón, asegura especialista.
Cardiólogo alerta por miocarditis posteriores a la enfermedad

Las personas que padecieron coronavirus podrían estar en riesgo de sufrir afecciones cardiacas en un futuro no muy lejano.

De acuerdo con observaciones realizadas por el cardiólogo Luis Tláloc Córdova Alveláis, algunos pacientes en fase aguda del COVID pueden llegar a desarrollar reacciones inflamatorias “muy severas” en el corazón, que a su vez podrían derivar en insuficiencia cardiaca.

“Presentan algo que se llama miocarditis, es decir, una inflamación del músculo cardiaco. Se empezaron a hacer estas observaciones y en la actualidad ya tenemos el conocimiento de que, no todos, pero sí algunos pacientes pueden desarrollar una inflamación severa del músculo cardiaco durante la fase aguda del COVID.

En algunos quedan pequeñas cicatrices, en otros grandes cicatrices en el corazón. Son áreas que no se contraen bien…”, advirtió Córdova Alveláis.

LAS SECUELAS SON PELIGROSAS

De igual modo afirmó que algunas personas que tuvieron coronavirus tienden con el tiempo a desarrollar trombos, es decir coágulos en los vasos sanguíneos, por lo que es necesario que sus médicos les indiquen anticoagulantes.

Comentó que dichas observaciones se han venido realizando desde el inicio mismo de la pandemia, y de manera más puntual en los últimos tres meses.

Sin embargo, explicó que tales secuelas producidas por el coronavirus apenas están en estudio, aunque ya se han registrado hallazgos importantes.

Luis Córdova alertó que la miocarditis o inflamación del músculo cardiaco, puede traer, en un paciente que superó el coronavirus, consecuencias severas.

RECOMIENDA DAR SEGUIMIENTO

Córdova Alveláis subrayó que para combatir estas secuelas es necesario que las personas que cursaron con COVID se sometan a estudios cardiológicos para determinar si es que tienen problemas de corazón, como consecuencia de la enfermedad, y darles un seguimiento adecuado para evitar que en el futuro desarrollen insuficiencia cardiaca.

“Si sabemos que el paciente tiene problemas le podemos empezar a dar tratamiento, tanto médico como de rehabilitación, para que tarden más en desarrollar síntomas o bien, los que ya tienen síntomas puedan aumentar su sobrevida”, dijo el especialista.