Foto: Tomada de Internet
En 11 estados el precio del combustible supera 20 pesos por kilo

El precio por kilogramo del gas licuado de petróleo (LP) que consumen más de 90 millones de personas en México subió un peso con 62 centavos en el último año, de acuerdo con cifras de la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

El precio promedio nacional del kilogramo en cilindro de gas LP, que utilizan 75 por ciento de los hogares en el país como principal fuente de energía, pasó de 15 pesos con 83 centavos en abril de 2017 a 17 pesos con 45 centavos en abril pasado, un incremento del 10.2 por ciento.

El mercado de gas LP se liberó a partir del primero de enero de 2017, por lo que los precios máximos de venta de primera mano y de venta al usuario final del combustible ya no se fijan mensualmente mediante decretos publicados en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

Las cifras de la CRE revelan que en 11 estados del país (Baja California, Baja California Sur, Coahuila, Chihuahua, Durango, Guerrero, México, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sonora y Yucatán) el combustible registra precios máximos superiores a los 20 pesos por kilo.

En su modalidad de venta por litro en autotanque, el precio promedio del gas LP también se incrementó 10.9 por ciento en el último año.

Su precio pasó de 8 pesos con 46 centavos en abril de 2017 a 9 pesos con 39 centavos en abril de este año, un aumento de 93 centavos en el promedio nacional.

Efecto estacional

Los reportes de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) indican que, en lo que va del año, el precio del gas en cilindro ha bajado un peso con 87 centavos respecto al precio que tenía en enero, al pasar de 19 pesos con 32 centavos a 17 pesos con 45 centavos.

Esto obedece al efecto estacional que se produce cada año debido a que el consumo de gas, así como su precio, se incrementan en las temporadas de frío y bajan en la temporada de calor. 

Datos de Petróleos Mexicanos (Pemex) señalan que 72 por ciento del gas licuado que se vende en el país se produce aquí, mientras el 28 por ciento restante se importa.

En el primer trimestre del año el país produjo 131 mil barriles diarios en promedio de gas licuado, aunque dicha cifra está muy por debajo de los 283 mil barriles diarios que se produjeron en 2013, al inicio de la actual administración.

El gas LP que se produce en México proviene principalmente del procesamiento del gas natural húmedo y de la refinación del petróleo crudo. Pemex Transformación Industrial realiza el principal aporte a la producción, pero cuando no alcanza a cubrir la demanda nacional es necesario importar el energético.

De acuerdo con proyecciones de la Secretaría de Energía (Sener) se estima que en 2031 la demanda de gas LP sea de 275 mil barriles diarios, mientras que las importaciones serán de 140 mil barriles diarios.