Petra ahora se enfrentará a la alemana Laura Siegemund, que derrotó a la española Paula Badosa por 7-5 y 6-2. AP
La checa superó a Zhang Shuai, con lo que nuevamente se encuentra en etapa crítica de Roland Garros

PARÍS.- Pasmada en la cancha, Petra Kvitova reaccionó atónita tras haber alcanzado los cuartos de final del Abierto de Francia por primera vez en ocho años tras derrotar por 6-2, 6-4 a Zhang Shuai.

Cuando el juez de silla se bajó para confirmar la huella en la tierra batida que había dejado su revés de dos manos, la checa desbordó su emoción. Miró al cielo de París y lanzó besos hacia la pequeña concurrencia en la cancha Philippe Chatrier, la principal del torneo.

“Me emocioné en los últimos dos puntos de mi partido”, dijo la séptima cabeza de serie. “Mis recuerdos, recuerdos felices. Aquí fue donde volví en 2017, cuando entré a la Philippe Chatrier. No podía imaginarme estar en los cuartos de final de este Slam. Me vinieron a la meta todos los recuerdos”.

Abrirse paso entre los ocho mejores fue menos conmovedor para Novak Djokovic, dado que es algo que el número uno del mundo ha logrado cada año desde 2010.

Te puede interesar

Es la ocasión 11 seguida que el serbio accede a la ronda de cuartos del Grand Slam francés, extendiendo su récord de la era abierta en Roland Garros, al vencer 6-4, 6-3, 6-3 al ruso Karen Khachanov (cabeza de serie número 15), jugando con el techo de la Chatrier cerrado debido a la persistente lluvia.

Djokovic sigue a paso redoblado en esta edición. El campeón de 17 grandes no ha cedido un solo set, pero la potente derecha de Khachanov fue su primer examen exigente.

El siguiente rival de Djokovic saldrá del ganador del duelo entre el español Pablo Carreño Busta (preclasificado número 17) y Daniel Altmaier, un alemán que sorteó la fase previa.