Archivo
De no renovar contrato la paraestatal, productores recurrirán a despidos; dicen que Manuel Bartlett no cumple promesas

Empresarios de la Región Carbonífera de Coahuila partieron ayer a la Ciudad de México, donde insistirán ante la Comisión Federal de Electricidad (CFE) que se reactiven las compras de carbón a pequeños productores del Estado, pues desde la semana anterior terminaron de surtir el pedido emergente de 330 mil toneladas que se adquirió en junio pasado.

El pasado 17 de octubre, el gobernador Miguel Riquelme y empresarios de carbón de Coahuila se reunieron con el director de CFE, Manuel Bartlett y acordaron regularizar las compras del mineral a pequeños productores de la Región Carbonífera, sin embargo, 19 días después de la reunión, esto no ha ocurrido.

César Ceniceros Marín, presidente de la Unión Nacional de Productores de Carbón, dio a conocer que la semana pasada terminaron de surtir el pedido emergente de 330 mil toneladas, por lo que es urgente que por lo menos se realice un nuevo pedido para terminar 2019.

“Hasta hoy, todavía no hay nada. Nosotros vamos a México a seguir insistiendo y esperamos se resuelva esta semana. No tenemos la agenda todavía, pero la idea es ver dónde está atorado el problema y ver qué necesitamos hacer”, dijo Ceniceros Marín.

El empresario carbonero dio a conocer que en caso de que no se resuelva a la brevedad la reactivación de compra de carbón, las empresas de la Región Carbonífera empezarán a recurrir a los despidos e incluso se podrían ocurrir cierres parciales de las compañías.

“Las empresas empiezan a cerrar y empiezan los despidos y la derrama económica de la Región Carbonífera se paraliza, la derrama que se deja de percibir es del orden de 25 millones de pesos por semana o 100 millones mensuales”, indicó Ceniceros Marín.

DATOS

La última compra de carbón por parte de CFE fue en junio por 330 mil toneladas.

La derrama que se deja de percibir en la región es de hasta 25 millones de pesos por semana.