Acusa particular a autoridades de Arteaga de participar en despojo de terreno

Saltillo
/ 3 noviembre 2020

Quejoso afirma que invasión se dio con aval de la Dirección de Obras Públicas de aquel municipio

Ante la complicidad de la Dirección de Obras Públicas del municipio de Arteaga, un ciudadano obtuvo permisos de construcción en un predio, no obstante que éste ya contaba con propietario.

Jesús Manuel Cantú Elizondo, nieto de Gilberto Elizondo, legítimo dueño de la propiedad, expresó que las autoridades municipales no han querido darle la cara para explicarle claramente por qué otorgaron las licencias para levantar, aparentemente, un salón de eventos sociales.

Señaló que el predio, del que tienen escrituras, ha pertenecido a su familia desde hace 50 ó 60 años, y que ahora, una persona de nombre Sergio Hernández Hernández busca despojar a su abuelo de ese patrimonio, valiéndose de un título de propiedad evidentemente apócrifo.

“Con ese terreno mis abuelos ya tienen como 50 ó 60 años, nomás que nosotros somos de Monterrey y por equis o ye no lo frecuentábamos y quizá por eso se confiaron en que no tenía dueño”, señaló.

La propiedad en mención, con extensión de casi 450 metros cuadrados, está ubicada en el lote 2, manzana 6, en el sitio denominado como fraccionamiento rústico Los Portales, ubicado sobre la carretera antigua a Arteaga, continuación de bulevar Jesús Valdez Sánchez.

$!Acusa particular a autoridades de Arteaga de participar en despojo de terreno

Sin embargo, subrayó, no obstante que no frecuentaban la propiedad, su familia posee los comprobantes de los pagos hechos año tras año del impuesto predial, además de, obviamente, tener las escrituras.

Cantú Elizondo informó que hace un año, su mamá le comentó de la existencia del terreno, pero no sabían exactamente dónde estaba.

“Entonces fuimos a Desarrollo Urbano y les dije ‘aquí están mis prediales, aquí está mi escritura, etcétera’, y les comentamos ‘no sabemos dónde está el predio, quisiéramos que nos dijeran dónde está’”, recalcó.

Señaló que durante tres meses, les estuvieron dando largas y no les daban la información o se las estuvieron negando con diferentes excusas.

Cantú Elizondo mencionó que tenían la sospecha, más no la certeza, que un predio cercano a donde habitan sus suegros era la propiedad que buscaban, pues de acuerdo con los planos, tenía la misma forma y medidas.

“Como a los tres meses comienzan a levantar bardas en ese predio, pero no sabíamos que era ahí. Con el tiempo, mi mamá conoció a un topógrafo (que trabajaba en la Presidencia Municipal) y fue quien le empezó a proporcionar información sobre su terreno”, indicó.

Fue entonces que confirmó que el terreno donde se encontraban levantando las bardas era el que estaban buscando, pero en el Municipio les han argumentado que la persona que construye mostró documentación que también lo acredita como presunto propietario.

Ante eso, añadió, inició una demanda penal por despojo, aunque también contemplan otra por la vía civil, ante la posibilidad de que el despojante haya sido, a su vez, estafado por otra persona que le “vendió” fraudulentamente el terreno.