Te quedan artículos gratis este mes, para seguir leyendo...
Regístrate | Login

¿’Dune’ o ‘Star Wars’? Oscar Isaac elige la ‘mejor galaxia’ de Hollywood

Cine
/ 19 octubre 2021

El actor guatemalteco que interpretó a Poe Dameron en las tres últimas películas de la saga de Lucasfilm, llevará este 21 de octubre a los espectadores al lejano planeta de Arrakis. Las naves ya están despegando para sumergirnos en la nueva adaptación de la novela de Frank Herbert, ‘Dune’, esta vez de la mano del director Denis Villeneuve, pero ¿cuál ficción es mejor?

Comparado en Hollywood con Antonio Banderas, a pesar de haber nacido en Guatemala, Oscar Isaac va imponiendo su nombre de a poco en el mundo del cine, desde que apareció con el personaje de Poe Dameron en el Episodio VII de “Star Wars”. Habiendo continuado con el mismo personaje en las siguientes dos superproducciones y la serie de televisión “Star Wars Resistance”, se convirtió ahora en uno de los actores hispanos con más trabajo... en inglés.

Incluso en el Festival Internacional de Cine de Venecia batió el record de tres estrenos diferentes, como el protagonista de la producción de Martin Scorsese “The Card Counter”, además de otra superproducción futurista como “Dune” y la nueva serie de HBO con Jessica Chastain “Escenas de un Matrimonio” (Scenes from a Marriage), además de estar detrás de la voz del personaje principal de Gomez en la segunda versión del dibujo animado “The Addams Family 2”. Sí. Con cuatro estrenos, en menos de un mes, demuestra que es el actor más visto del momento.

-¿En cierta forma competiste por triplicado en el Festival Internacional de Cine en Venecia, con tres estrenos?-

“Fue todo muy extraño en Venecia, porque tuve suerte de estrenarlo todo en línea, para poder mostrar tanto cine, una noche después de otra. Y fue muy divertido. Por supuesto, resultó algo increíble llegar a un lugar así y encontrar semejante energía, en especial porque estoy filmando otro trabajo en Budapest y pude recargar mi energía, estrenando los trabajos que tenía guardados desde hacía tanto tiempo”.

-¿‘The Card Counter’ está producida por Martin Scorsese pero el director en realidad es el guionista original de ‘Taxi Driver’, Paul Schrader?-

“Es cierto. Hace tiempo que quería trabajar con él. Después de graduarme, una de mis primeras audiciones había sido con Paul (Schrader). Era una época en que yo ya estaba en California y escuché que él estaba haciendo un casting en un pequeño teatro de un shopping de Los Angeles. Y yo conseguí aquel rol. Incluso me acuerdo que me me había enviado después un DVD con todas las otras pruebas de casting y me pareció muy extraño pero maravilloso porque pude ver quien no había conseguido el mismo trabajo que yo. Pero... nunca llegamos al cine, nunca se llegó a filmar nada. Igual seguimos en contacto. Y cuando escribió este guion, me escribió un email diciendo que yo era la primera persona que estaba llamando, si estaba interesado. Por supuesto, yo le contesté, diciendo que había estado esperando ese email por años. Fue emocionante porque hace tiempo que venía filmando delante de una pantalla verde con efectos especiales y estaba desesperado por actuar en un mundo más real (risas)”.

$!Oscar Isaac interpreta al Duque Leto en la nueva película ‘Dune’.

-¿Aprendiste a contar naipes de verdad? ¿Podrías ganar en un casino-

“La verdad, estuve como un mes con expertos tratando de aprender lo que pudiera con las cartas, como hacer algunos trucos básicos, mezclar bien... y llegué a ser bueno en cortar los naipes en el lugar donde yo quería. Quería mostrar algo así, también en el cine. Pero después también me incliné más al estilo de vida que tienen estas personas”.

-¿Te enseñaron a mantener la típica ‘cara de poker’, para apostar sin que sepan si estás ganando?-

“Sí, incluso, para la preparación usé una máscara. Volví a mi escuela de teatro en Julliard y trabajé con uno de mis maestros favoritos, durante tres días en un estudio, donde me puse una máscara neutral. Y jugando a las cartas traté de ver si podía cambiar la dirección, en la forma que cambia mi personaje cuando se mueve con más intención. Y tomé literalmente lo que él dice, que esta gente usa una máscara. Yo quise ver si podía expresarme sin que vieras mi rostro”.

-¿Llegaste a apostar fuerte en algún casino?-

“A la hora de apostar en casinos... jugué un poco. Y fue divertido hacerlo en medio del rodaje, entre escena y escena, porque filmamos en casinos de verdad. En medio de algún descanso para almorzar, yo me iba a la mesa de póker y jugaba con gente del lugar, un poco, ninguna fortuna”.

-¿Teniendo en cuenta que interpretas a un jugador profesional en ‘The Card Counter’ cuál dirías que fue la mayor apuesta que hiciste en tu vida?-

“En la vida real, supongo que mi mayor apuesta fue juntar dinero para irme a Nueva York, buscando pruebas de casting en obras de Broadway, consiguiendo algún personaje. Fue ahí donde pude entrar a Juilliard, el único lugar donde apliqué y te diría que fue una verdadera apuesta donde fui sin pensar en lo que podía pasar, sin un plan B”.

$!El éxito llegó bastante rápido cuando en el mismo mes del 2010 apareció en la versión de “Robin Hood” con Russell Crowe y “Drive” con Ryan Gosling.

Con el nombre completo de Oscar Isaac Hernández Estrada, Óscar, con acento en la O (tal cual como el famoso premio del cine), nació en Guatemala el 9 de Marzo de 1979, el mismo año que se estrenaba “Rocky II”, “Kramer vs Kramer” o “Apocalipsis Now”. El primer episodio de “Star Wars” ya se había estrenado en 1977 y el segundo llegó cuando él recién empezaba a caminar. Para ese entonces, ya vivía en Estados Unidos, porque se había mudado con la familia, a los cinco meses de nacer, aunque siguió hablando en casa el idioma español, con la madre guatemalteca María Eugenia y el padre cubano Óscar Hernandez Cano.

Bastante rebelde en la adolescencia, la actuación resultó la mejor forma de expresarse, cuando empezó a trabajar en una compañía de teatro de Miami, mientras tocaba la guitarra en la banda punk The Blinking Underdogs que llegó a abrir el concierto del grupo Green Day. Pero el rock quedó de lado cuando lo aceptaron en la prestigiosa escuela Julliard de Nueva York. El éxito llegó bastante rápido cuando en el mismo mes del 2010 apareció en la versión de “Robin Hood” con Russell Crowe y “Drive” con Ryan Gosling. Con los hermanos Coen, protagonizó después “Inside Llewyn Davis” que ganó el Premio Grand Prix de Cannes, además de una nominación al Globo de Oro. Con Jessica Chastain también protagonizaron en el 2014 el drama “A Most Violent Year” en un rol donde Óscar aceptó reemplazar a Javier Bardem. Pero nada se compara con el éxito del personaje de Poe Dameron en los tres últimos episodios de “Star Wars”.

-¿Se puede comparar el personaje solitario de ‘The Card Counter’ con el de ‘Star Wars’?-

“No sé... Los personajes que suelen atraer más, son los que pertenecen a universos muy extraños. Y el de William probablemente sea uno de los más misteriosos que tuve. Cuando leí el guion ni siquiera entendía hacia donde quería ir o quien era. En un momento tiré el guion al suelo, porque no pude creer lo que estaba pasando. Me enojó... a lo mejor porque el personaje va a un lugar que yo nunca iría. Y a medida que seguí leyendo, una y otra vez, fui entendiendo como es que el cuerpo procesa los traumas. Esa fue la clave para saber lo que estaba haciendo”.

-La serie de HBO ‘Scenes from a Marriage’ está basada en una miniserie sueca que había dirigido Ingmar Bergman en los años 70, que incluso duplicó los divorcios en Suecia ¿Qué tan familiarizado estabas con la cultura escandinava?-

“Me encanta el cine de Bergman. Crecí viendo ese estilo de cine y tuve la suerte también de trabajar con Max Von Sydow, en la primera producción de Star Wars, con quien incluso seguí manteniéndome en contacto. Es más: Estoy casado con una mujer escandinava y tengo hijos medio escandinavos, que pasan mucho tiempo allá. Y supongo que entiendo el sentido del humor tan seco y frío que tienen (Risas). Pero sí, es emocionante poder homenajear un trabajo original de Bergman, con la serie”.

-¿Cómo crees que reaccionaría Bergman hoy, si viera tu nueva versión?-

“Bueno, durante el rodaje, su familia siempre estuvo muy involucrada y se veían felices porque creo que fuimos muy leales a la versión original. Tratamos de hacerlo, por el respeto que le tenemos. Además contamos con al fundación de Ingmar Berman que saben todo y lo han estado compartiendo con nosotros”.

-¿Para quienes no vieron la serie original de Bergman entonces, qué reacción esperas que la gente tenga al ver el final de la serie?-

“Yo espero que todo se sienta muy honesto y real, con cierta catarsis de ver estas dos personas en una relación, con lo que significa estar juntos, lo que significa amar a otra persona y lo que significa permitir que la idea del amor también muere, esperando encontrar otro verdadero. Todos venimos de pasar momentos muy difíciles donde necesitamos fuerza o nos forzaron a estar juntos, en casa. Y creo que es interesante saber que a veces esa situación es sublime y otras veces nos queremos suicidar o nos volvemos loco si tenemos que hablar con es persona, otra vez más. Por eso espero que la gente pueda identificarse, más que nunca”.

-¿Con Jessica Chastain ya habían trabajado en el 2014 con ‘A Most Violent Year’, antes de la serie de HBO ‘Scenes of a Marriage’?-

“Sí. Y fue lo mejor, porque conocer a alguien tan bien cuando necesitas trabajar en algo así, es maravilloso porque como dice Jessica, no tuvimos que preocuparnos en las dudas de saber si nos íbamos a llevar bien. Pero en algo que es tan intenso, te preocupas más porque aprecias a la otra persona. Claro que tuvimos nuestros desafíos, como en cualquier familia, donde tampoco había problemas si cada uno quería tener su espacio, durante ciertos episodios”.

-¿En algún momento plantearon el nivel de intimidad para mostrar en la serie sin mostrar demasiado sexo solo por filmar escenas de tono sexual?-

“Es gracioso porque hablamos específicamente sobre las escenas íntimas. Todos vimos cierto cine donde las escenas íntimas son realmente muy buenas, pero no quisimos hacer eso. Y vimos ‘El Cartero Llama Dos Veces’, para tratar de hacer algo así, algo intenso, sin nada gratuito, tratando de encontrar la línea donde se sintiera verdadero y crudo”.

-¿Ahí ayudó el hecho de haberse conocido antes con Jessica Chastain?-

“Y sí, es lo hermoso de haber trabajado juntos antes, sin tener que pretender que tenemos cierta química entre nosotros o la intimidad que muchas veces demanda mucha energía al tratar de buscar la dinámica que puede llegar a funcionar con la otra persona. Ella estuvo genial, sin ejercicios intelectuales, pero tratando de construir la relación a la que nos íbamos a referir durante el rodaje, desde el principio”.

-¿Y fuera de HBO, siguen manteniendo una buena relación con Jessica Chastain o se despidieron apenas terminaron con el rodaje de la serie?-

“Es interesante la pregunta porque nunca nos despedimos... tenemos como un pequeño grupo de padres, con nuestros hijos y es por eso que pudimos seguir viéndonos. Hace tiempo que somos amigos y no necesitamos ninguna despedida”.

-¿Los afectó en algo la pandemia, para el rodaje de la serie?-

“La filmamos durante la pandemia, cuando el mundo entero estaba reconsiderando también sus relaciones, en casa. Y nosotros también trabajamos desde casa, viendo el mundo desde la ventana, hasta que nos pudimos escapar para trabajar juntos. En cierta forma creamos nuestro propio refugio cerrado como una prisión (risas). Fue gracioso ver que afuera nevaba, en momentos en que en el estudio había una máquina de nieve falsa, adentro. Ni hablar de las escenas en que tuvimos que recrear un poco lo que también pasaba en el mundo exterior”.

-Para terminar, la superproducción de ‘Dune’ tiene cierto estilo futurista de ‘Star Wars’ repleto de superestrellas como Javier Bardem, Jason Momoa, Josh Brolin o Zendaya y Timothee Chalamet. ¿Cómo contarías tu historia con el personaje de Leto?-

“Bueno, mi personaje del Duque Leto es mucho más específico en Dune, es el ser humano más reconocible, sin poderes especiales. No tiene ningún poder... y lo curioso es que no se sabe como él va a continuar, aunque sabe que va a morir. Pero es un ejemplo para el protagonista, para su hijo, tratando de mostrar cierta humanidad y nobleza, sin el estilo de sangre azul, pero en términos de buscar el mayor nivel de ser el líder de una nación. Es lo que trata de darle al hijo, más allá de la profesía de convertirse en un mesías o algo parecido”.

COMPARTE ESTA NOTICIA

Newsletter

Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie