Cómo prevenir atascos en las tuberías

Es posible evitar los atascos en las tuberías si se cuenta con la ayuda de personal especializado.

Vida
/ junio 28, 2018 - 17:17

En una vivienda hay algunos tipos de problemas para los que es necesario contar con profesionales. Entre ellos se encuentra el atasco de tuberías y el mantenimiento de alcantarillado, pues para realizar todas las acciones necesarias es imprescindible contar con material especial.

Contactando con una empresa desatascos especializada en limpieza de tuberías y mantenimiento del alcantarillado, un mínimo de una vez al año, se evitará que los sedimentos, las grasas y el detergente se depositen en las tuberías y provoquen atascos en el futuro. Los especialistas en desatascos realizarán un estudio detallado del estado en el que se encuentran las tuberías y, al contar con material específico para limpieza a presión, no causarán daño al entramado.

Existen empresas en el mercado que ofrecen sus servicios a una amplia clientela. Se encuentran disponibles para efectuar desatascos 24h al día ya que son conscientes de que cuando estalla esta problemática en una casa , se necesita una solución lo antes posible.

Muchas viviendas no cuentan con un sistema de alcantarillado común, sino que tienen en su terreno una fosa séptica. Para que esta siga almacenando los residuos de manera correcta es necesario limpiar fosa una vez al año o dos en función de su tamaño.

Motivos por los que se atascan las tuberías

Un atasco en una vivienda puede generarse por varios errores de infraestructura, por deterioro o por el mal uso de los habitantes.
 

Errores en las instalaciones

- La pendiente: en numerosas ocasiones, al colocar las tuberías y arquetas se suele cometer  un error muy simple, que es la falta de pendiente con la que se deben colocar; esta pendiente debe tener como mínimo un 2% de inclinación. Si no se soluciona este error cuando se detecta, el inquilino pasará toda la vida con problemas de atascos en la vivienda.

- Desagües con poca sección: cuando en una ciudad llueve mucho en poco tiempo , la tubería no es capaz de evacuar con suficiente rapidez la cantidad de agua y de esta forma se pueden producir l inundaciones. Por eso es necesario tener una tubería con la sección adecuada, pues proporciona una evacuación apta para evitar  el colapso. Al igual que en el caso anterior, si no se corrige el problema, se repetirá cada vez que llueva.

- Derivaciones desde la llave de paso: es necesario tener un buen sistema de llaves de paso para poder solucionar los casos anteriores sin riesgos.

Deterioro por el paso del tiempo

- Adherencias: uno de los motivos por los que son más frecuentes los atascos en las infraestructuras antiguas es porque las tuberías ganan adherencia con el desgaste . El agua ya no circula con la misma fluidez y se van adhiriendo residuos.

- La cal: este factor será más influyente en función al tipo de agua que se disponga en cada región. Es fácil de comprobar, pues al probarla su sabor es diferente debido a la alta concentración de calcio y magnesio. Los altos índices de cal en el agua acaban provocando sedimentación las tuberías y provocando atascos hasta los orificios de salida del agua.

- Raíces: este suele ser un problema reincidente. Deshacerse de las raíces es complicado, pues vuelven a salir. Hay que hacer revisiones constantes para evitar males mayores.

Problemas provocados por el mal uso

- Los detergentes: en muchos casos se utilizan detergentes no apropiados, pues muchos de ellos se solidifican y forman “piedras” dentro de las tuberías. Es mejor utilizarlos en líquido, pues los que son en polvo siempre son más conflictivos que los demás.

- El lavabo basurero: como es lógico, si se tiran residuos se harán tapones en las tuberías. Se debe tener cuidado cuando se friega en la cocina, pues los restos de comida se pueden colar por el fregadero. También hay que vigilar a los más pequeños de la casa, pues tienen tendencia a tirar cosas que los desagües no pueden soportar.

- Los pelos en los desagües: el pelo largo suele ser muy conflictivo, ya que los cabellos suelen quedarse atrapados en los desagües y forman grandes bolas que no dejan pasar el agua con fluidez. A la larga crean tapones que no se pueden solucionar sin llegar a desmontar toda la tubería.

- Líquidos no apropiados: verter aceites, pintura, disolventes e inclusos algún producto desatascador no homologado, puede llegar a causar grandes daños y tapones en las tuberías, además de ser muy contaminante para el medio ambiente.

Por estos motivos, lo mejor es acudir a  especialistas que se encarguen de realizar las revisiones, además de solucionar los problemas que ya hayan ocurrido. Ellos aconsejan llevar un buen mantenimiento, evitar tirar residuos y  reparar aquellas tuberías que año tras año dan la misma problemática, de esta forma se evitarán muchos conflictos en el hogar.