FOTO: INTERNET / La fama de Sarah Jessica Parker siempre fue sinónimo de Nueva York, desde que empezó su carrera como actriz en Broadway, con apenas 11 años.
La fama de Sarah Jessica Parker siempre fue sinónimo de Nueva York, desde que empezó su carrera como actriz en Broadway, con apenas 11 años. En 2001, su carrera explotó cuando protagonizó ‘Sex and the City’, y después de varias temporadas y dos películas, Parker está lista para regresar con otra temporada de la exitosa serie en HBO Max.

La pandemia contagió a la Semana de la Moda de Nueva York, en una pasarela de presentaciones virtuales por internet y videoconferencias. Pero ese mismo virus es lo que también logró que la Universidad Brown pudiera organizar su propio Fashion Week a larga distancia, con celebridades tan importantes como uno de los íconos más importantes de la moda de Hollywood. Conectados por zoom a 300 kilómetros de distancia con la universidad en la histórica ciudad de Providence en Rhode Island y otros 4 mil 500 kilómetros en Los Ángeles, Sarah Jessica Parker abrió la puerta de su casa de Nueva York, para confirmar el regreso de “Sex and the City” con la nueva ‘moda’ de las entrevistas por videoconferencia.

-¿Estás en Nueva York ahora mismo?-

“Sí, con otro día de frío a la noche, pero al menos el cielo está azul, así que me parece que se viene un clima mejor”.

-¿Y la ciudad está volviendo a la normalidad?-

“Supongo que al menos la esperanza existe. Las vacunas son una verdadera ayuda, para que la gente se sienta más segura. A medida que el mundo sienta que arriesga menos su salud, los negocios también van a tener una mejor oportunidad de abrir las puertas. Es un tiempo de desafíos y una época de profunda tristeza también. Pero se siente que estamos camino a recuperar la ciudad que tanto queremos. También hay comunidades que hicieron un buen trabajo en apoyar los pequeños negocios, tratando de proteger lo suyo. La gente es maravillosa y aprendimos una muy buena lección en mantenernos a nivel local, apoyando los negocios de nuestra ciudad”.

-¿Los teatros de Broadway y las salas de cine están abriendo finalmente?-

“Sí, pero los más pequeños. Creo que tiene que ser en un 33% del 100% de capacidad, entre 100 y 150 personas, para crecer de a poco. La capacidad varía con cada lugar, pero al menos es el primero paso y eso solo es excitante, porque extrañamos la distracción cultural, sin pasar por desapercibido que también significa la recuperación de tantos trabajos que están volviendo de a poco en la comunidad de las artes. Son buenas noticias. Cada vez estamos más cerca y se nota el apoyo del público que está volviendo, porque es una gran parte de lo que también ofrece Nueva York”.

La fama de Sarah Jessica Parker siempre fue sinónimo de Nueva York, desde que empezó su carrera como actriz en Broadway, con apenas 11 años. A los 13, ya había conseguido el primer rol como protagonista, en el musical de “Annie” en un medio donde llegó a estar nominada al Premio Tony (El Oscar del Teatro), prometiendo volver después de la pandemia, con el esposo Matthew Broderick, en la comedia de Neil Simon “Plaza Suite”. También pasó por el mundo del cine, en la acción de “Striking Distance” con Bruce Willis, la comedia “Honeymoon in Vegas” con Nicolas Cage y el drama “Ed Wood” con Johnny Depp. Pero nada se puede comparar con el éxito del personaje de Carrie Bradshaw en la serie de HBO “Sex and the City”. Habiendo expandido la realidad de su fama por la moda, con una propia colección SJP, incluso como empresaria tiene una línea propia de vinos. Pero la actuación sigue siendo su pasión, tanto como “Sex and the City” y una prometida vuelta con una nueva temporada por HBO Max.

-¿Qué podemos saber sobre la vuelta de ‘Sex and the City'? ¿Cómo crees que Carrie Bradshaw vaya a adaptarse a la nueva era de la moda entre los 'influencers' y los medios sociales?-

“Es gracioso porque es justo lo que están tratando de descifrar ahora mismo los guionistas con los productores, a medida que desarrollan el próximo capítulo de la nueva temporada de ‘Sex and the City’. Podría darte cualquier respuesta, pero solo puedo suponer que sea lo que sea, creo que hay una parte de Carrie que le encantaría ver que la gente disfrute y aprecie tanto la moda como ella. Pero yo también estoy curiosa por ver lo que va a pasar, sin tratar de evitar una respuesta que tampoco tengo”.

 

-¿Qué tan difícil fue dejar un éxito como 'Sex and the City'?-

“Después de haber pasado tanto tiempo en una experiencia tan singular como ‘Sex and the City’, HBO se había convertido en mi hogar durante más de diez años. Y cuando el show terminó, fue muy pelicular salir de un hogar profesional tan importante para mí. Por suerte me ofrecieron la idea de crear mi propia compañía dentro de la compañía y fue emocionante tratar de producir más televisión del estilo que HBO estaba originalmente equipado para crear”.

-¿Se puede comparar tu época de HBO con 'Sex and the City' y la nueva era del streaming compitiendo con Netflix?-

“Es difícil recordar lo que era HBO cuando recién había empezado ‘Sex and the City’ o incluso ‘The Sopranos’. Era una cadena muy diferente dominada por hombres, con eventos deportivos, sin una sola serie de ficción. Por eso también me quise quedar, porque me encantaba la forma en que hicimos televisión en un medio así. Fue muy especial y para nada igual a otros lugares. Terminé enamorándome de la TV”.

FOTO: INTERNET / “Después de haber pasado tanto tiempo en una experiencia tan singular como ‘Sex and the City’, HBO se había convertido en mi hogar durante más de diez años".

-¿Y la pandemia te dejó alguna lección? ¿Piensas seguir ampliando la colección SJP con nuevos productos o la pandemia cambió los planes?-

“Tenemos que crecer, necesitamos encontrar nuevas iniciativas. Hay que hacerlo. Es la forma en que el mundo funciona ahora. Y por eso estamos siempre creando nuevos estilos. Tenemos una mochila que tiene mucho éxito y a mí me encanta llevarla todo el día. Conseguimos exponerla en muy buenos colores y estamos por sacar colores nuevos. Es emocionante ver cómo crece la colección. Es por una sociedad que conseguimos con Samsonite. La colección de zapatos siempre va a crecer, pero también está el negocio de accesorios que queremos que crezca porque queremos tener algo para todo aquel que nos viene a ver. Siempre le decimos a la gente que se pueden probar todos los zapatos que quieran, porque es algo que nos hace feliz (risas). No es necesario que se vayan con una bolsa en la mano, pero mucha gente quiere irse con algo. Y tratamos de tener productos a diferentes niveles de precio que también valgan la pena para los dólares de la gente. No me gustaría agregar cualquier basura a la casa de alguien. Pero bueno, siempre queremos crecer”.