Archivo
La depreciación de 2.7% del tipo de cambio afectó sus gastos en dólares

El alza en el precio de la turbosina, el movimiento del tipo de cambio, costos más altos de servicios aeroportuarios y mayor competencia en tarifas tienen a las aerolíneas contra la pared, pues a pesar de que sus ingresos suben, reportaron pérdidas.

En el primer trimestre del año, Aeroméxico registró una pérdida neta de mil 271 millones de pesos. Interjet y Viva Aerobus también perdieron, 516 millones y 240 millones, respectivamente, de manera que entre las tres compañías tuvieron un resultado negativo acumulado por 2 mil 27 millones.

En tanto, la única aerolínea que tuvo ganancias fue Volaris, con una utilidad neta de 519 millones de pesos.

Aeroméxico explicó en su reporte trimestral que el gasto total de combustible fue de 4 mil 769 millones de pesos, un incremento de 2.8% respecto al primer trimestre de 2018, como consecuencia de un aumento de 6% en la turbosina por litro.

Además, la depreciación de 2.7% del tipo de cambio afectó sus gastos en dólares.

Los gastos de operación de Aeroméxico, incluyendo renta de equipo y depreciación, sumaron 16 mil 738 millones de pesos, es decir, 3% más con relación al mismo periodo de 2018, debido al incremento del combustible, la inflación y la depreciación.

En la misma situación están Interjet, con pérdidas operativas por 516 millones de pesos, y Viva Aerobus con 240 millones de pérdida neta.

Jonathan Félix, analista de Verum, opinó que los dos factores que más impactan son el tipo de cambio y el combustible. "El tipo de cambio se mantuvo en niveles favorables este trimestre, pero el precio del combustible sí se elevó", dijo.