Evaristo Madero, alcalde de Parras / Foto: Vanguardia
El Congreso del Estado exigirá una explicación sobre la transacción realizada

La diputada local, Claudia Ramírez Pineda, denunció que el alcalde de Parras vendió sin autorización del Congreso del Estado un edificio que pertenecía al Ayuntamiento, por lo que el Congreso del Estado exigirá una explicación sobre la transacción realizada.

Ramírez Pineda, del PRD, presentó un punto de acuerdo en el que dio a conocer que según información proporcionada por el regidor Armando Marcos, quien además sería familiar del alcalde Evaristo Madero, el municipio vendió en más de un millón de pesos un edificio para pagar un adeudo ante la Comisión Federal de Electricidad.

“El quinto regidor sostiene, entre otras cosas, que la venta se realizó debido a una deuda que el municipio tenía con la Comisión Federal de Electricidad; que el bien inmueble se vendió a una particular, la cual pagó en efectivo; que el monto de la transacción fue de más de un millón de pesos y que la autorización de la venta fue votada por mayoría”, dijo la legisladora.

Pese a que el edil parrense sostuvo que el Congreso del Estado estaba enterado de la transacción, Ramírez Pineda dijo que no es así y que la información de la venta tampoco está en la plataforma de transparencia del municipio.

“La venta del bien inmueble anunciada por el regidor del ayuntamiento de Parras es a todas luces ilegal pues no ha sido desincorporada mediante decreto emitido por este Poder Legislativo. El asunto se vuelve delicado porque no es la primera vez que el alcalde y su camarilla en el ayuntamiento violan de manera sistemática la ley”, indicó.

Claudia Ramírez Pineda, diputada del PRD / Foto: Vanguardia

Por lo tanto, el Congreso del Estado exhortará al alcalde Evaristo Madero que explique el fundamento legal para realizar la enajenación del edificio sin la autorización del Poder Legislativo y también pedirá a la Fiscalía Especializada en Delitos por Hechos de Corrupción del Estado que investigue si hubo algún ilícito en la transacción.

“Debemos evitar que los alcaldes, sean del partido que sean, se conviertan en caciques corruptos que utilizan el poder a su antojo y sin límites, al alcalde de Parras de la Fuente ya lo castigó el pueblo, por eso perdió la elección, pero con eso y todo, sigue violando la ley y mancillando el servicio público que le fue conferido”, concluyó.