Archivo
Los estafadores elaboraban infracciones apócrifas y luego les pedían 10 mil pesos a los comerciantes para cancelar el proceso

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) alerta a los comerciantes de Coahuila de la existencia de inspectores falsos, como ha ocurrido en el centro del país pero que se puede extender a otras entidades de la Republica.

Derivado de que un grupo de comerciantes que acudió a la Procuraduría Federal del Consumidor en el Estado de México a denunciar el intento de extorsión por parte de sujetos que se ostentaban como inspectores de la Dependencia, se extendió la alerta a todo el país.

Los denunciantes narraron cómo los sujetos se presentaron en sus negocios con chalecos de la Procuraduría y luego de una ligera revisión colocaron sellos con la leyenda de “Clausurado” en sus básculas y mostradores.

Los estafadores elaboraban infracciones apócrifas y luego les pedían 10 mil pesos a los comerciantes para cancelar el proceso. (Cabe mencionar que todas las infracciones tenían el mismo número de folio).

De acuerdo a un comunicado de la propia Procuraduría Federal del Consumidor, se confirmó que se trató de un engaño ya que dichos sujetos no forman parte de su equipo de inspectores.

Por tal motivo la Profeco en un despacho informativo, hace una atenta invitación a los comerciantes de todo el país para que no se dejen sorprender por estos estafadores y ante cualquier duda acudan a su Delegación más cercana.