Aprovechan la geolocalización obligatoria

belincuenciales implementaron una nueva modalidad de fraude, aprovechando la geolocalización obligatoria que piden los bancos para utilizar sus servicios por internet.

Los estafadores llaman a ciudadanos, haciéndose pasar por funcionarios bancarios, con el argumento de que en su cuenta o cuentas se detectaron movimientos inusuales.

Un saltillense recibió una de estas llamadas por tres presuntos cargos hechos en Querétaro, con la supuesta intención de ayudarlo a cancelar dichos movimientos no reconocidos.

“Como usted sabe, a partir del 21 de marzo del presente año todo movimiento realizado mediante plataformas digitales genera lo que es una geolocalización, lo que es una ubicación geográfica y en este caso las compras las tenemos registradas en Querétaro, lo cual evidentemente no coincide en su domicilio, ya que usted reside en San Pedro de Garza”, señaló una mujer, quien se identificó como Karina, supuesta empleada del área de Prevención del Banco Santander.

Otra mujer le pidió al ciudadano datos como código de cliente o los 16 dígitos de su tarjeta bancaria, para cancelar los cargos. 

“Es que está muy fácil el fraude, ni tengo tarjeta Santander y me hablan para esas ‘jaladas’”, señaló entre risas el supuesto afectado a la mujer estafadora.