Foto: Especial
El gobierno decidió entregarlos a empresas de la radio y la televisión porque están atravesando por una situación muy difícil y nosotros no los necesitamos, dijo

El presidente Andrés Manuel López Obrador expresó su desacuerdo con la controversia que promovió el Instituto Nacional Electoral ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación para impugnar el decreto que reduce los tiempos oficiales en radio y televisión.

“No estamos de acuerdo porque nos corresponde al gobierno federal utilizar estos tiempos y decidimos entregarlos a las empresas de la radio y la televisión porque están atravesando por una situación como todos, muy difícil, y nosotros no los necesitamos”, dijo. 

Aclaró que esos tiempos, que no corresponden a destinados para campañas electorales, no son “tan necesarios para el gobierno” porque pueden comunicarse a través de las conferencias de prensa matutina. 

Precisó: “no son todos los tiempos, es una parte. Sin embargo, si ya se acudió al Poder Judicial, que sea esa instancia la que resuelva y nosotros vamos a respetar”.

Aclaró que los tiempos fiscales que devolverán a empresarios de radio y televisión no tienen nada que ver con los electorales. “Es lo que tiene que ver con el gobierno federal”.