Foto: Especial
Los maestros de la CNTE mantienen los bloqueos tanto en la Cámara de Diputados como en la Cámara de senadores; legisladores plantean un diálogo.

Durante su conferencia matutina el presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que a pesar del bloqueo que mantienen integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de Educación (CNTE), afuera del Congreso, su gobierno está abierto al diálogo con el sector magisterial sobre el tema de la reforma educativa, por lo que llamó al debate en todos los sectores, y dejó en claro que no habrá represión para ningún grupo.

El mandatario señaló su intención de que la propuesta de la nueva reforma educativa del Gobierno de México “sea debatida al interior de los trabajadores de la educación” e hizo un llamado al diálogo a los maestros que se manifiestan.

Indicó que los secretarios de Gobernación y de Educación tienen la instrucción de dialogar con los inconformes, a quienes refrendó que cumplirá su compromiso de abrogar la reforma educativa.

“No sé qué motiva este movimiento y quiero que se debata sobre este asunto de manera abierta al interior del movimiento magisterial… para que se defina una postura con claridad, porque esto es algo parecido a lo que suele pasar: que grupos que en apariencia son radicales, sus actitudes demuestran más su adhesión al conservadurismo, este es otros de los casos”, expresó el presidente.

Reiteró que en su gobierno no habrá represión para nadie, pero que no hay grupos ni sindicatos favoritos, y agregó que de ser necesario pediría a diputados y senadores, que no sesionen para evitar la confrontación y garantizar la paz.

En tanto, el presidente de la Mesa Directiva en la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo informó que la sesión de este jueves en la Cámara de Diputados para continuar con la elaboración del dictamen de la nueva reforma educativa, se pospondrá ante dicho bloqueo.

“Con el fin de fortalecer el diálogo en curso con representantes magisteriales se suspende la sesión de hoy y se cita para el martes 26 de marzo a las 11:00 horas”, escribió Muñoz Ledo en su cuenta de Twitter.

De acuerdo con un reporte de Reforma, la CNTE realiza acciones de protesta para exigir que en el dictamen sobre la nueva reforma educativa, entre otros puntos, se plantee un artículo tercero de la Constitución que sea eminentemente educativo, y no incluya aspectos laborales, sobre admisión o promoción de los maestros.

También, según el diario, los maestros piden la cancelación del modelo educativo neoliberal, que se construya un plan educativo que contemple las propuestas de los maestros comprometidos con sus comunidades, y que no se permita la intromisión de la iniciativa privada en los centros escolares públicos.

Otra de sus exigencias es tener una reunión con el presidente Andrés Manuel López Obrador, y con el secretario de Educación federal, Esteban Moctezuma, para plantear sus demandas.

Foto: Especial

Desde la mañana de este miércoles, integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de Educación (CNTE) realizaron bloqueos en los accesos de la Cámara de Diputados, por lo que legisladores de las comisiones de Educación y Puntos Constitucionales se desplazaron al Senado, para continuar con la elaboración del dictamen sobre la nueva reforma educativa.

Sin embargo, al enterarse de la sede alterna, los maestros también realizaron bloqueos en las puertas del Senado, donde estaba previsto que a partir de las 17:00 horas sesionaran los diputados. Hasta las 18:00 horas, no se había confirmado si pudo continuar la discusión legislativa. Según Milenio, hasta esa hora solo unos 11 diputados habían logrado entrar.

El coordinador de los diputados de Morena, Mario Delgado, dijo ante las protestas de la CNTE que existe un diálogo fluido con los maestros, y que en primer lugar hay que tener un dictamen, como punto de partida para la discusión y así evitar especulaciones.

“Todas las preocupaciones que ha manifestado el magisterio a lo largo del periodo de construcción de la ley, que fue un periodo de consulta muy amplio y de parlamento abierto, se han atendido y se cumple a cabalidad la promesa del Presidente de la República de abrogar por completo la reforma educativa de la administración anterior”, dijo Delgado.

Las protestas de la CNTE, aseguró, son legítimas, y los maestros deben ser reconocidos como agentes de transformación social.

El Partido del Trabajo (PT), aliado de Morena, reclamó que las comisiones unidas sesionaran en una sede alterna, para discutir el dictamen de la nueva reforma educativa.

“Estamos convencidos de que las reuniones a puerta cerrada y en sedes alternas son prácticas del viejo régimen político, que utilizaron la secrecía para tomar decisiones que lastiman a la población y que no abonan a la democracia libre y participativa, pues somos una legislatura que se caracteriza por ser un Parlamento Abierto”, señaló el PT, de acuerdo con Notimex.