En un México polarizado, AMLO alcanzó el pasado 1 de febrero el 82 por ciento de aprobación entre los mexicanos.

Jorge Zepeda Patterson captura esa paradoja: “Nunca un presidente tan bien amado (por una mayoría) había sido tan odiado (por una minoría)”.

La evidencia está ahí: la popularidad de AMLO ha sobrevivido, entre otras acciones, la clausura autoritaria del NAIM; la construcción del aeropuerto en Santa Lucía sin planeación ejecutiva; la militarización del País contra sus promesas de campaña; el combate al huachicoleo con desabasto de combustible; la pérdida para el sector empresarial por más de 25 mil millones de pesos debido a los bloqueos de la CNTE en Michoacán; el arbitrario cierre de las estancias infantiles; las críticas maniqueas a los organismos públicos autónomos y la descalificación a la comunidad científica y las OSC.

¿Cómo explicar ese amor del 82 por ciento de los AMLOvers que lo blinda contra el 18 por ciento de los AMLOhaters que lo cuestiona?

AMLO posee una extraordinaria capacidad para comunicarse con las grandes mayorías excluidas durante 38 años por el modelo económico neoliberal.

No tiene filtros para llegar a ellos, con un lenguaje sencillo, directo y campechano. Entiende sus angustias y temores, al igual que sus odios y resentimientos. Y utiliza esa comprensión para empoderarlos al hacerles sentir que como pueblo son buenos y sabios. Ellos, les insiste, dejaron de ser los marginados de la sociedad y de la historia para ser hoy los hacedores de la 4ª Transformación.

Por eso, AMLO representa para ellos su postergada esperanza de reivindicación y justicia social.

De esta manera, su única fuente autorizada para estar informados sobre esa esperanza es el reflejo de sí mismos: López Obrador. No importan los medios de comunicación, analistas, académicos o expertos. Menos, la mafia en el poder o el PRIAN. Ellos son fifìs, conservadores y neoliberales. Ellos son los AMLOhaters. Los enemigos de la 4ª Transformación.

La pregunta es: ¿cuáles serán las consecuencias de esa creciente polarización entre el 82 por ciento de AMLOvers y el 18 por ciento de AMLOhaters?

@Canekvin