ARCHIVO/
Debido a la altura que llevaba, el tamaño y la fricción al entrar a la atmósfera, “no pudo haber provocado ningún incendio, ni haber caído por aquí cerca”, aclaró el especialista

El objeto que iluminó el cielo de Saltillo y Monterrey se trató de un meteoro de 5 a 20 centímetros de diámetro que entró a la atmósfera terrestre; también pudo ser observado en Tamaulipas y el sur de Texas, y fue poco probable que cayera cerca y provocara incendios.

“Lo que se vio fue un meteoro que pasó entre 120 y 150 kilómetros de altitud, fue observado en Monterrey, Saltillo, Tamaulipas y el sur de Texas”, explicó Ramatiz Arellano Trueba, presidente de la Sociedad Astronómica de Saltillo.

Debido a la altura que llevaba, el tamaño y la fricción al entrar a la atmósfera, “no pudo haber provocado ningún incendio, ni haber caído por aquí cerca”, aclaró el especialista.

El objeto lució de una manera ten brillante debido a que al ingresar a la atmósfera, éste hizo fricción y se ionizó, lo que provocó el desprendimiento de un halo de luz tan llamativo.

“Por perspectiva se ve más abajo, pero la realidad es que está rosando la estratósfera y por eso empieza a calentarse”, detalló Ramatiz Arellano

Debido a que el objeto no ha sido localizado, también se pudo haber tratado de basura espacial.

“No se descarta la hipótesis hasta que no haya más evidencia, pero que no cayó en Monterrey ni en Tamaulipas, es prácticamente seguro”, puntualizó el especialista.

ALISTAN ‘NOCHE DE LAS ESTRELLAS’ VIRTUAL

Cada 21 de noviembre la Sociedad Astronómica de Saltillo realiza la “Noche de las Estrellas” en el Museo del Desierto, evento que es replicado en más de 60 sedes en México.

Sin embargo, por la contingencia sanitaria los astrónomos saltillenses, junto con las demás sociedades en otros estados, preparan un evento virtual en plataformas digitales para ofrecer conferencias, talleres y otras actividades de divulgación científica.

Nazul Aramayo

1985. Reportero enfocado en temas de movilidad, medio ambiente, historias de vida, cultura popular, música, literatura. Autor de los libros “Cantinas que merecen ser amadas y personas que no” (Producciones El Salario del Miedo: 2019), “La Monalilia y sus estrellas colombianas” (FETA: 2017) y “Eros díler” (Jus: 2012). Ha sido ganador del Premio Estatal de Periodismo Coahuila 2017 y 2018, en los géneros de Crónica y Mejor Trabajo de Periodismo Cultural respectivamente. Ganador del XXIX Concurso Literario Nacional “Magdalena Mondragón” en el género de cuento. Ha sido becario del PECDA y FONCA.