Lo que está realizando el CIJ para allanar esta problemática es canalizar al paciente a la doctora del Centro, junto con la familia, para saber cómo se pueden tratar los síntomas. INTERNET
El CIJ sigue funcionando de 08:00 a las 14:00 horas y tiene a disposición la “Línea de Vida” para las personas que presenten angustia, depresión o los síntomas del Síndrome de Abstinencia

El Centro de Integración Juvenil de Saltillo asegura que debido a la cuarentena las llamadas por síndrome de abstinencia por dejar de consumir cristal, han aumentado en esta temporada.

El Centro de Integración Juvenil de Saltillo, durante estos días de encierro percibe un aumento en las llamadas de familiares de consumidores de cristal debido a que éstos presentan síntomas del síndrome de abstinencia.

La psicóloga Norma Alicia Pérez Reyes, directora de este centro, mencionó que los familiares regularmente piden que se interne a los jóvenes, pero por las medidas sanitarias ante la contingencia es imposible y buscan la manera de atender esta necesidad.

El centro de rehabilitación a donde el CIJ enviaba a los jóvenes para intentar superar las adicciones, ubicado en Nuevo León, fue desalojado a inicio de la cuarentena como medida de prevención ante la pandemia.

“Muchas de las llamadas piden internamientos. Ahora están suspendidos (…). Ahorita es una situación de alto riesgo porque hay personas que no están en tratamiento y que no han recibido ayuda. Esto ocasiona que los jóvenes se encuentren bajo el síndrome de abstinencia.

Señaló que a diario se reciben por lo menos tres llamadas en donde reportan que su familiar se encuentra sin consumir la droga y está desesperado, violento o no puede dormir.

“Anterior a la pandemia, el consumo más alto que se daba era el de cristal, derivado de la metanfetamina. En la mayor parte de las llamadas se deben a esta causa. Desafortunadamente los casos de abstinencia son muy críticos para los pacientes con esta adicción. Quienes frecuentemente llaman son las familias. Ahora con la cuarentena, se han dado cuenta que sus familiares se vuelven violentos o el paciente no duerme, y son síntomas de abstinencia.

Lo que está realizando el CIJ para allanar esta problemática es canalizar al paciente a la doctora del Centro, junto con la familia, para saber cómo se pueden tratar los síntomas del síndrome de abstinencia, comúnmente conocido como “Malilla”.

Además, a través de un tamizaje se puede deducir si el paciente presenta síntomas de COVID-19 y tomar la decisión si se puede acudir de manera presencial a las instalaciones del Centro de Integración Juvenil.

El CIJ sigue funcionando de 08:00 a las 14:00 horas y tiene a disposición la “Línea de Vida” para las personas que presenten angustia, depresión o los síntomas del Síndrome de Abstinencia (412 80-70).

Christian Martínez

A los 25 años fundó su revista cultura independiente “La Negra Plata” proyecto ganador del PACM y C y publicó su primer libro literario a los 27, titulado “Crónica de un Salto”. Actualmente cubre las fuentes relacionadas con el Sistemas de Salud y sus variantes, las diversas manifestaciones religiosas que hay en la región  y el consumo de drogas entre la población. Lleva trabajando como reportero 3 años. Es licenciado en Letras Españolas y de Administración de Empresas por la Universidad Autónoma de Coahuila.