Los problemas con el avión militar A400M generaron unas pérdidas de 1,300 millones de euros (1,600 millones de dólares) al fabricante aeronáutico europeo Airbus. Foto: Aviation International News
El A400M, que se esambla en la ciudad española de Sevilla, está considerado el avión de transporte militar más moderno del mundo. Sin embargo, en los últimos años se enfrentó a problemas constantemente.

Los problemas con el avión militar A400M generaron unas pérdidas de 1,300 millones de euros (1,600 millones de dólares) al fabricante aeronáutico europeo Airbus, que a pesar de ello triplicó sus beneficios netos hasta los 2,900 millones de euros en 2017, según informó la empresa hoy.

El A400M, que se esambla en la ciudad española de Sevilla, está considerado el avión de transporte militar más moderno del mundo. Sin embargo, en los últimos años se enfrentó a problemas constantemente. Los aviones fueron entregados más tarde de lo acordado, lo que conllevó multas para la empresa.

El director ejecutivo de Airbus, Tom Enders, confió en haber dejado atrás los mayores problemas con este modelo. El consorcio llegó a un acuerdo con los países compradores para modificar los contratos y reducir los riesgos de sobrecostes para Airbus. Entre otras cosas, se prevé un nuevo calendario de entregas, lo que ayudará a evitar multas por retrasos.

El importante aumento de los beneficios de Airbus se debe en parte a que en 2016 los problemas con el A400M fueron aún mayores y generaron 2,200 millones de pérdidas. Además, la empresa se benefició el año pasado de la venta de su negocio de electrónica de defensa.

Airbus se enfrenta ahora también a problemas con su modelo más exitoso, el avión de pasajeros de medio reccorrido A320neo. Algunos aparatos podrían perder un motor durante el vuelo, por lo que las autoridades ya impusieron una reducción de las actividaes.

De la solución de ese problema depende que Airbus consiga este año su objetivo de entregar 800 aviones para vuelos civiles. Enders se mostró hoy "muy convencido" de que la cuestión de los motores se puede superar.

El problema afecta a 32 aviones ya entregados con motores del fabricante Pratt & Whitney, y en un tercio de los casos se trata de ambos motores. Según Enders, con los planes actuales en abril podrán entregarse motores nuevos en los que se habrá solucionado el problema.

El fabricante Pratt & Whitney causa problemas a Airbus ya desde 2016, ya que la necesidad de encontrar solución a problemas de software y calentamiento de los motores retrasó la entrega de muchos aviones. También hubo problemas con la empresa fabricante de motores CFM. Aun así, Airbus consiguió un récord de 718 aparatos entregados en 2017, aunque sigue por detrás de su principal rival, la estadounidense Boeing.

Enders se mostró en general satisfecho con los resultados anuales. "Gracias a nuestros muy buenos resultados operativos, especialmente en el último trimestre, superamos nuestros objetivos para 2017", apuntó.

Sobre todo aumentó el negocio de aviones de línea gracias al incremento de producción. Los beneficios antes de impuestos (EBIT) subieron un ocho por ciento, hasta los 4,250 millones de euros, y Airbus quiere aumentarlos un 20 por ciento este año. En 2017, las ventas se mantuvieron estables en 67,000 millones de euros.

Pero la empresa se enfrenta también a tiempos turbulencios, con investigaciones por corrupción en Reino Unido y Francia. Además, se avecinan cambios en la cúpula directiva. Enders dejará su puesto en 2019 y el "número dos" de la empresa, Fabrice Brégier, será relevado este mes por Gillaum Faury, hasta ahora director del departamento de helicópteros.

DPA

Es la principal agencia de noticias de Alemania y una de las más importantes del mundo, ofrece noticias diarias en texto, fotografía, video, infografías, aplicaciones para webs y portales móviles.