Foto: Archivo
La Auditoría Superior dio a conocer que la Ley contempla que un representante de la ASEC puede acudir al evento de entrega recepción a vigilar el cumplimiento, siempre y cuando cada municipio lo programe y lo solicite

Los municipios de Coahuila prácticamente burlaron la Ley de Entrega-Recepción, y sólo los ayuntamientos de Saltillo, Piedras Negras y San Pedro siguieron los pasos establecidos en la legislación y en Código Municipal en el protocolo de las administraciones 2014-2017 con la de 2018, de acuerdo con la Auditoría Superior del Estado (ASE). 

Ante la falta de regulación para las autoridades municipales que resultaron reelectas y que se harán entrega recepción entre ellos mismo (administraciones 2018 con 2019-2022), la Auditoría Superior dio a conocer que la Ley contempla que un representante de la ASEC puede acudir al evento de entrega recepción a vigilar el cumplimiento, siempre y cuando cada municipio lo programe y lo solicite. 

La Auditoría explica en su documento “Procesos de Entrega Recepción 2018-2019” que el objetivo de esta etapa es dar certeza jurídica, histórica y física del patrimonio documental, dar continuidad a las acciones, así como dejar el soporte de los objetivos y metas alcanzados.

De acuerdo con la Auditoría, el proceso de entrega-recepción de manera oficial y conforme a la Ley debe ser posterior al 1 de enero, una vez que la nueva autoridad entre en funciones, y no de manera anticipada. 

“El proceso de entrega recepción no puede ser anterior a la instalación de los ayuntamientos del primero de enero”, estableció la ASE, “solamente Piedras Negras, Saltillo y San Pedro cumplen con el protocolo”.

De acuerdo con un cronograma elaborado por la Auditoría, las administraciones electas podrán iniciar la entrega recepción desde que son reconocidas por la autoridad electoral y nombrar enlaces para hacerlo, pero la entrega recepción deberá efectuarse en una sesión ordinaria una vez que la nueva administración tome posesión de los cargos, es decir, después del 1 de enero.