El piloto holandés de Fórmula Uno Max Verstappen, de Red Bull, llega a la calle de garajes en el circuito de Spa-Francorchamps en Bélgica. Foto: EFE
El piloto de Red Bull está sexto de la clasificación general con 115 puntos. Si consigue un buen resultado en Spa podría incluso saltar hasta el tercer puesto.
Quiero correr en la Fórmula 1, ganar carreras y conquistar títulos, nada más"...
Max Verstappen, piloto de Red Bull

Corrió Grandes Premios de Fórmula 1 sin tener ni siquiera el carnet de conducir. Con 18 años y 228 días se convirtió en el piloto más joven de la historia en ganar una carrera. Y no son pocos ahora los que piensan que Max Verstappen es un futuro campeón del mundo.

"Quiero correr en la Fórmula 1, ganar carreras y conquistar títulos, nada más", dice Verstappen.

Aunque al lado de su nombre aparece siempre la bandera de Países Bajos, Verstappen corre este fin de semana en casa en el Gran Premio de Bélgica en el mítico trazado de Spa-Francorchamps, donde tiene la posibilidad de dar un golpe.

El piloto de Red Bull, que nació en la localidad belga de Hasselt, está sexto de la clasificación general con 115 puntos. Si consigue un buen resultado en Spa podría incluso saltar hasta el tercer puesto.

Por delante tiene al alemán Sebastian Vettel, quinto con 120 puntos, al finlandés Kimi Raikkonen (cuarto con 122) y al australiano Daniel Ricciardo (tercero con 133). Los Mercedes de Lewis Hamilton y Nico Rosberg, primero y segundo, juegan de momento en otra liga.

Desde que le promocionaron de Toro Rosso a Red Bull después del cuarto Gran Premio de 2016, el holandés suma una victoria y cuatro podios. Gracias a todos esos puntos, la escudería energética superó a Ferrari en la clasificación de constructores antes de la pausa de verano (boreal).

"Lo importante ahora es mantenernos delante suyo e intentar apretar a Mercedes", dijo Verstappen el jueves en la rueda de prensa oficial de la FIA en Spa, donde estará arropado de nuevo por su padre.

Jos Verstappen compitió en 105 Grandes Premios en la Fórmula 1, aunque no ganó ninguno, y fue compañero del alemán Michael Schumacher. Ahora se dedica a manejar al carrera de su hijo. Y por el momento va todo en la dirección correcta.

Cuando Verstappen ganó en Barcelona el primer Gran Premio de su vida, el triple campeón del mundo Niki Lauda aseguró que el holandés era "el talento del siglo". Jos Verstappen estaba emocionado. "Es increíble, pero se lo ha merecido. Ha pilotado increíblemente bien", dijo entonces. Aquella fue la primera carrera del joven piloto a los mandos de un Red Bull.

El ruso Daniil Kvyat tuvo que dejarle su Red Bull a Verstappen en medio de la temporada, algo que no ocurre muy a menudo en la Fórmula 1. En 1991 Schumacher cambió Jordan por Benetton y en 2007 Vettel dejó BMX por Toro Rosso. Esos dos nombres ya dicen mucho de Verstappen, pero también el hecho de que es el único que ha podido frenar el dominio de Mercedes en la presente temporada.

El piloto holandés de Fórmula Uno Max Verstappen, de Red Bull, ofrece una rueda de prensa en el circuito de Spa-Francorchamps en Bélgica. Foto: EFE

Que su rápido ascenso no haya estado libre de ruido tampoco es algo raro en un mundo como la Fórmula 1. Muchos vieron su debut en la categoría, con apenas 17 años, como algo sospechoso. Y aunque el holandés intentó disipar las dudas con un exigente trabajo siguió habiendo discusiones sobre su figura.

Como en Hungría hace un mes, cuando Raikkonen se quejó de la conducción del holandés. "Aquí no estamos en una excursión de domingo", respondió Verstappen. Los comisarios de la carrera dijeron que fue una "defensa robusta" de piloto de Red Bull.

"Por supuesto que conduzco al límite", señaló Verstappen a la revista autosport.com antes del Gran Premio de Bélgica. "Es la forma de tener éxito".

El piloto fue elegido a principios de año como el mejor deportista holandés de 2015, sucediendo en el palmarés a Arjen Robben. El futbolista felicitó a Verstappen y le deseó para 2016 "mucho éxito". De momento, lo está teniendo.