Foto: Archivo
Explicó Héctor Horacio Dávila, que la modificación sí ha traído ahorro, pero no el suficiente, y señaló que tal medida es mayormente efectiva en los hogares
El cambio de horario es para los hogares y para los consumidores pequeños; para la industria y para los hoteles no porque es a la hora que llegan los huéspedes”.
Héctor Horacio Dávila, empresario.

Ante el próximo cambio de horario de verano en el que la población tendrá que adelantar su reloj una hora durante la madrugada del domingo, el empresario saltillense Héctor Horacio Dávila expuso en entrevista a VANGUARDIA que esto no beneficia a las empresas, mucho menos en el rubro hotelero.

Explicó que la modificación sí ha traído ahorro, pero no el suficiente, y señaló que tal medida es mayormente efectiva en los hogares.

“El cambio de horario es para los hogares y para los consumidores pequeños; para la industria y para los hoteles no porque es a la hora que llegan los huéspedes”.

“Todas la empresas tenemos tres tipos de tarifa horaria, la punta, punta media e intermedia. La punta es la que más cuesta al momento de cambiar horario, que va de 8 a 10 de la noche y en verano comienza desde las 6 de la tarde hasta las 10 de la noche”, refiriéndose a las tarifas en los hoteles.

Asimismo aseguró que todas las empresas tienen que salir del sistema de electricidad.

Expuso que en México entre más se consume electricidad, más dinero cuesta en comparación con otras partes del mundo.