Los nuevos juzgados especializados en violencia familiar iniciarán operaciones el 25 de noviembre en Coahuila

Ayer inició la capacitación del personal para los nuevos juzgados especializados en violencia familiar, un modelo de justicia que tiene como objetivo asegurar la vida de la mujer, sus hijos, la custodia y los alimentos provisionales; iniciarán operaciones el 25 de noviembre en Coahuila.

“No tendrá nunca más una mujer que recurrir a un juez penal y posteriormente a un juez familiar. Ahora podrá un solo juez especializado, capacitado y certificado, una jueza o un juez, otorgar estas tres garantías que es la finalidad de estos juzgados”, explico el magistrado Miguel Mery Ayup, presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado.

Un total de 115 personas serán capacitadas, durante más de 100 horas clase, para adquirir conocimientos que les permitirán cumplir con su misión, atender el contexto de las víctimas y en búsqueda de una justicia rápida con perspectiva de género.

A esta iniciativa se sumará la aplicación “Mujeres seguras”, que estará enlazada a los centros C4 con el fin de garantizar el acceso a la justicia inmediata a las coahuilenses.

“La violencia familiar es la segunda causa penal más común después del narcomenudeo, y esto nos obliga a replantear el modelo de justicia que impartimos”, aseguró Mery Ayup.

En este sentido, en lo que va del año se han recibido mil 015 causas en materia de violencia familiar en todo el Estado.

“Es un problema de carácter social, entonces lo que tenemos que mandar es un mensaje muy importante a la sociedad para que la violencia familiar no se dé más”, dijo.

Los nuevos juzgados especializados en violencia familiar se ubicarán en todos los distritos judiciales donde hay Centros de Justicia Penal; es decir, Torreón, San Pedro, Saltillo, Monclova, Rosita, Piedras Negras y en Acuña.

Al respecto, el gobernador de Coahuila, Miguel Ángel Riquelme Solís, expuso que entre los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial tienen el reto de erradicar la violencia contra las mujeres y redoblar los esfuerzos institucionales.