El acusado aparecerá el próximo miércoles 4 de diciembre en la corte, donde se definirá su situación legal

La policía de Toronto, Canadá arrestó a un hombre que presuntamente está detrás de una serie de ataques con heces contra estudiantes de distintas universidades.

Elementos de la policía detuvieron a Samuel Opoku, de 23 años de edad, quien está acusado de realizar cinco ataques con "materia fecal licuada" contra el mismo número de estudiantes.

El acusado aparecerá el próximo miércoles 4 de diciembre en la corte, donde se definirá su situación legal.

De acuerdo con las primeras investigaciones, el primer incidente tuvo lugar el 22 de noviembre, cuando Opoku presuntamente ingresó en la Biblioteca de Investigación John P. Robarts, de la Universidad de Toronto, y vertió un balde de basura con materia fecal sobre un hombre y una mujer.

Un testigo relató a los medios de comunicación locales que luego de la agresión un "fuerte olor a heces" invadió la sala de la biblioteca.

EL 22 de noviembre, Opoku presuntamente llevó a cabo otro ataque, esta vez arrojando heces a una mujer y un hombre en la Biblioteca Scott de la Universidad de York.

En las imágenes de las cámaras de seguridad de las instalaciones universitarias se puede apreciar a Opoku sonriendo mientras carga con lo que parece ser un balde.

La noche del pasado lunes, Opoku supuestamente llevó a cabo su última agresión con heces licuadas y fue a una mujer en las afueras de la Universidad de Toronto, campus St. George.

Victor Kwong, portavoz de la policía de Toronto, informó que las víctimas estaban muy "molestas". Y señaló que los equipos forenses estaban analizando el contenido de los recipientes para determinar si contenía heces fecales.

Luego de la detención de Opoku, el alcalde de Toronto, John Tory dijo que el arresto trajo alivio para roda la ciudad.