Foto: Especial
El ciclista canadiense logró cruzar la meta por delante de los demás en la séptima de la Vuelta a España

VALDEGOVÍA.- El canadiense Michael Woods impuso sus fuerzas en el último kilómetro para llevarse el martes la victoria en la séptima etapa de la Vuelta a España, en la que el ecuatoriano Richard Carapaz se mantuvo como líder general.

Woods atacó por la punta cerca de la meta y superó por 04 segundos a los españoles Omar Fraile y Alejandro Valverde al cabo de un recorrido montañoso de 159 kilómetros entre Vitoria-Gasteiz y Valdegovía.

“Fue un día excepcional”, dijo Woods. “No imaginaba meterme en la fuga, pero la carrera estuvo muy loca. Tenía piernas y algo de suerte”.

Carapaz retuvo la camiseta roja de líder general tras llegar junto al pelotón, que entró un minuto detrás. El campeón del Giro de Italia de 2019 mantiene una diferencia de 18 segundos sobre el británico Hugh Carthy. Dan Martin y el campeón defensor Primoz Roglic les persiguen de cerca. El esloveno Roglic quedó 19 en la etapa.

“Teníamos la situación bajo control y debíamos mantener la calma”, dijo Carapaz. “De cara al final sabíamos que no era tan peligroso, se trataba de mantener el tiempo a la fuga y aún con una renta favorable”.

Woods, corredor del equipo EF Pro Cycling, figuró segundo en la sexta etapa disputada el domingo. Marcha en la plaza 48 de la general, rezagado a casi 40 minutos de Carapaz. Se convirtió en el séptimo ganador diferente en esta edición de la ronda española.

El miércoles, los corredores cubrirán un tramo montañoso de 164 kilómetros entre Logroño y el Alto de Moncalvillo. Los ciclistas pasarán entre los viñedos de La Rioja y afrontarán un ascenso de primera categoría rumbo a la meta.