Foto: Especial
Cabe recordar que Cinemark tuvo ya una historia de negocios en México, pero vendió su cadena a Cinemex, de Germán Larrea

MÉXICO.- Aunque sus salas continúan cerradas por las medidas de contingencia del coronavirus, la cadena estadounidense Cinemark representa una oportunidad de negocio para los principales operadores de cines en México, Cinépolis.

De acuerdo con cálculos en la prensa de Estados Unidos, así como en reportes enviados a las autoridades bursátiles de ese país, el brazo corporativo de Cinépolis, Tenedora de Cines, adquirió 2.8 millones de acciones (2.4% del total) de Cinemark.

Por su parte, un grupo más de la familia Ramírez y ejecutivos de Cinépolis se combinaron para adquirir, entre todos, 6.1% de las acciones de Cinemark, rival de Cinépolis en Estados Unidos.

En el documento referido ante la SEC destacan los nombres de Alejandro Ramírez Magaña, CEO de Cinépolis, así como de su padre, Enrique Ramírez Villalón, entre otros accionistas y ejecutivos de la empresa mexicana.

Forbes México consultó con el equipo de comunicación de Cinépolis en México al respecto, pero se abstuvieron de hacer comentarios.

En EU, Cinemark es la tercera empresa exhibidora de cine, con más de 4,500 pantallas en 37 estados. Asimismo, tiene presencia en 15 países de América Latina, con casi 1,500 pantallas. En 20219 tuvo ventas por casi 2,000 millones de dólares.

Cinépolis, por su parte, es la cuarta cadena de cines del mundo, con 624 ubicaciones y más de 5,000 pantallas. En EU tiene presencia en 10 estados.

Cabe recordar que Cinemark tuvo ya una historia de negocios en México, pero vendió su cadena a Cinemex, de Germán Larrea.