Los ocupantes del local, 61 hombres y 24 mujeres, incluidas dos menores de edad, estaban en situación de hacinamiento en las habitaciones, ocupadas por más de 20 personas. VANGUARDIA
Dichas personas serían canalizadas a otros establecimientos dedicados a esa actividad o bien con sus familiares.

Torreón.- El centro de rehabilitación del ejido La Concha, que operaba en forma irregular y en el que se encontraban anexadas 85, fue clausurado la tarde del lunes mediante un operativo que llevó al cabo la Coordinación Operativa de Control de Padrones de la Secretaría de Finanzas.

En las acciones tomaron parte elementos de las distintas corporaciones policíacas del Estado, que dependen tanto de la Secretaría de Seguridad Pública como de la Fiscalía Estatal.

Los ocupantes del local, 61 hombres y 24 mujeres, incluidas dos menores de edad, estaban en situación de hacinamiento en las habitaciones, ocupadas por más de 20 personas

Dichas personas serían canalizadas a otros establecimientos dedicados a esa actividad o bien con sus familiares, mientras que el encargado del lugar regulariza la situación, ya que no contaba con la documentación que autorizara su funcionamiento.

Pero además carecían de medidas de sanidad por los riesgos sanitarios del COVID 19, tales como uso de cubee-bocas y gel anti-bacterial, e incluso de las dictadas por Protección Civil.

Fue alrededor de las 19:00 horas cuando el personal de la Secretaría de Finanzas, coordinó el operativo para clausurar el local ubicado en la calle Nogal número dos, en el ejido La Concha, del municipio de Torreón.

El encargado del centro de rehabilitación fue notificado del plazo de 24 horas para que regularice la situación de actividad, en tanto los anexados serían reubicados con familiares o en otros lugares que presten el mismo apoyo.