VANGUARDIA ha publicado las fotografías de decenas de desaparecidos (17, 24, 26- Sept. 15), hasta ahora de Piedras Negras,  Ramos Arizpe, Saltillo, Torreón, Francisco I. Madero, Zaragoza, Nava, Monclova, Parras y Acuña. Solamente menciono a los de Coahuila, porque están en la lista  desaparecidos de Uruapan, Michoacán, y de Tamaulipas y Nuevo León. Lo curioso es que dos días publicaron la misma lista; vaya descuido de la Procuraduría General  de Justicia del Estado de Coahuila (PGJE).


Lo que me complace es que en lugar de que Rubén Moreira esté gastando cientos de millones de pesos en hacerse propaganda con spots disparatados y extravagantes, nuestro dinero se utilice en este tipo de publicaciones, que en algo pueden ayudar a encontrar a los mil 600 desaparecidos que el mismo Rubén aceptó que existen en este Estado, aunque en agosto del año pasado, la PGJE informó tener reportes de más de mil 800 desapariciones de personas en toda la entidad, ¿cuál será la verdad? Parece que ellos mismos no saben de qué hablan.


Curiosamente, en las listas no aparece nadie de Allende, Coahuila, escándalo monumental de 300 desaparecidos, minimizado por Homero Ramos Gloria, quien reportó que sólo son 28 en los hechos acaecidos el 18 de marzo de 2011. Éste parece ser un exterminio indemne, si bien es cierto que hay algunos detenidos ¿cuántos de éstos han sido sentenciados? Y de los ausentes no se dice nada o muy poco. Informa la PGJE que el mes pasado encontraron a un niño, una vida siempre es valiosa.


“En mi conciencia no va a quedar que no haya volteado a ver a quien clamó justicia. Que en la cabeza de otros resuenen los gritos de esas personas de Allende, que seguramente pidieron ayuda y nadie se la dio”, afirmó Rubén Moreira (Rubén Luengas, periodista). En dos años más terminará el sexenio y lo más seguro es que la justicia no llegará, porque la complicidad no lo permite. Ciudadanos de Villa Unión también han reclamado a sus desaparecidos. Quizá se publiquen sus nombres la próxima semana. 


Lo bueno es que en las tres páginas viene la dirección electrónica de Fuundec, por si alguien tiene informes, que les escriba. Los miembros de esta agrupación sí trabajan con seriedad, sin estarse autohalagando como paladines de los derechos humanos, cosa no ha parado de hacer el Ejecutivo, ¿a quién querrá engañar? Lo importante es que le tenemos bien tomada la medida, conocemos su mitomanía.


En julio pasado, Fuundec se opuso rotundamente a la propuesta de que el subprocurador de Personas No Localizadas, Juan José Yáñez Arreola, de la PGJE, se integrara a la Procuraduría General de la República (PGR), porque ese funcionario ha sido omiso e ineficiente en su función. 


No presentó resultados en las investigaciones y acciones de búsqueda para dar con el paradero de los desaparecidos en Coahuila, además del engaño proferido por ese Subprocurador de haber localizado a más de 2 mil personas de lo cual no presentó prueba documentada alguna, afirma Fuundec. 


Igual denunciaron el trato despectivo a las familias, que finalmente son las que podrían aportar pruebas para integrar los expedientes. Estas son algunas muestras de una justicia ineficaz e ineficiente. 
Coahuila, con Tamaulipas y Chihuahua, está desde hace varios años entre las entidades del norte con mayor incidencia de personas desaparecidas.


En este País, durante los últimos nueve años la desaparición de personas ha repuntado y se ha recrudecido con un crecimiento exponencial, y en cientos de casos  hay pistas de la participación de agentes del Estado, aunque esto no lo van a reconocer. El Estado siempre nos debe cuentas… ¿O no le hemos dado nosotros a él, sólo a él, el uso legítimo de la violencia? (Javier Sicilia).