Foto: Especial
De acuerdo con los primeros reportes, en el lugar fueron asesinadas cinco personas, mientras que otras cinco fueron capturadas y posteriormente sus cuerpos fueron hallados en los límites con Sonora

César Augusto Peniche, fiscal general de Chihuahua, informó que 10 personas murieron luego de que un grupo armado irrumpiera en una fiesta de XV años en el municipio de Moris.

La comunidad de Moris se ubica en el oeste de Chihuahua, cabecera del municipio del mismo nombre; enclavado en lo más apartado de la sierra Tarahumara, colinda con los límites de Sonora, su escarpada orografía y excelente clima lo convierte en un sitio prácticamente perfecto para el cultivo de amapola y marihuana.

De acuerdo con los primeros reportes, en el lugar fueron asesinadas cinco personas, mientras que otras cinco fueron capturadas y posteriormente sus cuerpos fueron hallados en los límites con Sonora, en la carretera Gran Visión a Hermosillo.

Testigos refirieron que durante la fiesta no se registró ningún problema y que incluso estuvieron elementos de la Policía Municipal vigilando el lugar “por lo que quizá el grupo armado pensó que entre los asistentes habría personas que les pudieran causar problemas”.

En el lugar de los hechos se aseguró una camioneta pick up, Silverado, cabina y media, modelo 1994, color negro, así como decenas de casquillos percutidos de armas de fuego calibres .223 y 7.62 x 39.

La Fiscalía General de Chihuahua indicó que continúa con las investigaciones para encontrar a los responsables de los hechos. Por su parte, el Ejército y la policía estatal resguardan la zona, mientras que se ha intensificado la presencia de militares en la Sierra Tarahumara.

Antes, por la mañana del jueves, fueron encontrados cinco cadáveres en una carretera, todos con señas de tortura e impactos de bala.

Con información de medios