Foto: Vanguardia/EFE
Entre los invitados a la ceremonia de bienvenida figuran los alcaldes de ciudades como Milwaukee, El Paso, Tampa, Las Cruces, Portland o Austin

WASHINGTON. El papa Francisco elogió hoy ante el presidente estadunidense, Barack Obama, los esfuerzos hechos recientemente para “reparar las relaciones rotas” y “abrir nuevas puertas de cooperación” en la humanidad.
 
Esos esfuerzos “son pasos positivos en la vía de la reconciliación, la justicia y la libertad”, dijo Bergoglio en su primer discurso desde que ayer llegó a Estados Unidos desde Cuba, países que han reanudado sus relaciones con la mediación del Vaticano.
 
Aunque el pontífice no citó casos concretos, hizo un llamamiento a “todos los hombres y mujeres de buena voluntad de esta gran nación” para que apoyen “los esfuerzos de la comunidad internacional para proteger a los vulnerables de nuestro mundo y estimular modelos de desarrollo integrales e inclusivos”.
 
Y ello, agregó, “para que nuestros hermanos y hermanas en todas partes puedan conocer la bendición de la paz y la prosperidad que Dios desea para todos sus hijos”.
 
Durante su discurso el papa manifestó “como hijo de inmigrante, me siento feliz de ser huésped de este país que fue forjado por ese tipo de familias”.