Foto: Vanguardia/Karla Tinoco
Se tratan de David y Delmer Alexander, jóvenes que habían salido de sus países de origen en busca de un mejor futuro para sus familias

El obispo de Saltillo Raúl Vera López oficia una misa en honor a dos migrantes asesinados a pedradas hace años en la colonia Nueva Esperanza. 

Se tratan de David y Delmer Alexander, jóvenes que habían salido de sus países de origen en busca de un mejor futuro para sus familias. 

En la misa también se encuentran presentes el padre Pedro Pantoja, asesor espiritual de La Casa del Migrante, vecinos de la colonia Nueva Esperanza y migrantes. 

Foto: Vanguardia/Karla Tinoco