Delegación estatal del organismo desapareció en el 2016
Coahuila quedó fuera de obras de agua potable y alcantarillado; auditoría revela irregularidades en el manejo de proyectos

El “divorcio” entre la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y autoridades del mismo ramo en Coahuila y sus municipios es evidente, y además de múltiples irregularidades encontradas a la dependencia federal por parte de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), se demuestra que algunos programas no llegaron a esta entidad en el 2019.

En el primero de los casos, la ASF realizó una auditoría de desempeño al programa “Agua Potable, Drenaje y Tratamiento: Apartado Agua Limpia (AAL)”, en el cual se encontraron deficiencias en el manejo y operación, sin concluir con resultados positivos.

En este programa, sólo tres entidades del país no participaron: Coahuila, Ciudad de México y Tabasco; con ello quedaron fuera de recursos federales para que los organismos operadores de agua de los municipios garantizaran agua limpia o potable a la población.

“La Ciudad de México, Coahuila y Tabasco no formalizaron esos anexos; al respecto, se reportó que en ninguna de las tres entidades se ejecutaron acciones con recursos del Gobierno Federal”, señala la ASF en sus observaciones para la Conagua.

En el segundo de los casos, la Auditoría también realizó una auditoría de desempeño al programa “Agua Potable, Drenaje y Tratamiento: Apartado Rural”, encontrando también una serie de irregularidades en la operación y sin resultados medibles.

La ASF dio a conocer que sólo en tres entidades del país no se programaron acciones del programa Proagua “para fortalecer y desarrollar el acceso a los servicios de agua potable, alcantarillado o saneamiento”. Coahuila, Estado de México y Sinaloa fueron esos tres estados, según la ASF.

Por otro lado, tras el paso del huracán “Hanna” en Saltillo, que dejó inundado al fraccionamiento El Campanario, también quedó en evidencia la falta de vinculación entre autoridades de los tres órdenes de gobierno en lo que respecta a la planeación de los sistemas hídricos como lo son los arroyos.

Hasta 2015, la Conagua contaba con una delegación estatal, que se ubicaba en Saltillo, sin embargo en ese año, desde las oficinas centrales se ordenó su desaparición.

Desde entonces y hasta la actualidad, la Conagua sólo cuenta con una oficina de representación en Saltillo y la mayor parte de los asuntos a tratar se tienen que realizar en Nuevo León, en donde se ubica la oficina regional de Organismo de Cuenca.

Usuarios frecuentes de la dependencia aseguran que en la oficina que permanece en Coahuila es mínimo el número de empleados que laboran y por lo tanto, la mayoría de los trámites son canalizados a las oficinas de Monterrey.