Foto: Tomada de Internet
En una reunión de trabajo entre los gobernadores de Nuevo León, Coahuila y Tamaulipas se acordaron 6 puntos para hacer frente a la contingencia

En una reunión de trabajo entre los gobernadores de Nuevo León, Jaime Rodríguez; de Coahuila, Miguel Riquelme; y de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, se acordaron 6 puntos para hacer frente a la contingencia del Covid-19.

Además, en posterior rueda de prensa, Francisco García Cabeza de Vaca dijo que se debe elevar a rango de enfermedad la pandemia, para que puedan acceder los estados al rubro de gastos catastróficos, “esto nos permitirá un mejor servicio a todos los sistemas de salud que tenemos los tres estados”, expresó.

A través de su cuenta de Twitter, el mandatario tamaulipeco informó que la reunión se realizó en Monterrey, Nuevo León.

Por su parte, Jaime Rodríguez comentó que durante el encuentro, acordaron homologar acciones en materia sanitaria, y establecer un fondo financiero cuya aprobación pedirán a sus respectivos congresos, a fin de aplicarlo en la adquisición de equipo, insumos o contratación de personal, según las recomendaciones que realice una empresa consultora especializada, que trabaja al respecto y tendrá el documento correspondiente la próxima semana.

Las acciones que tomarán los tres estados, se relacionan con los temas de migrantes, sistema penitenciario, y a fin de conocer las capacidades del sector salud de la región, para atender a la población de los tres estados.

Miguel Ángel Riquelme destacó que este esfuerzo es un seguimiento de la coordinación de esfuerzos que ya sostienen las tres entidades en los temas de seguridad y educación. Expuso que para su gobierno es muy importante saber el origen y la identidad de muchos de los viajeros que llegan al aeropuerto internacional de Monterrey, con destino final en Coahuila.

Los gobernadores también acordaron elaborar una justificación técnica para la solicitud de recursos económicos ante la Federación, a fin de acceder a gastos catastróficos y mejorar el servicio médico en los sistemas estatales de salud.

Aprobaron también buscar una reunión con autoridades de Texas para la homologación de lineamientos en la frontera, que ayuden a afrontar de mejor manera la pandemia y evitar problemas relacionados con el cruce de personas, vehículos y mercancías.

Cabeza de Vaca enfatizó la gravedad del problema migratorio, al comentar que entre las tres entidades suman cerca de 25 mil migrantes estacionados en la franja fronteriza, esperando respuesta a sus solicitudes de asilo en Estados Unidos, o en espera de cruzar hacia el norte.

“Hacemos un llamado muy respetuoso, pero enérgico al Instituto Nacional de Migración (INM) para que asuma la responsabilidad que le corresponde; hablo por Tamaulipas, hasta al día de hoy no hemos recibido una llamada para llevar a cabo una acción de prevención”, del Covid- 19, “que se puede suscitar con personas que están en lugares ni siquiera aptos”.

Agregó que es responsabilidad del INM de atenderlos y hay acuerdos signados que simplemente no han cumplido, para trasladarlos a lugares adecuados para darles mejor atención no sólo en temas de salud, sino trato digno y adecuado.

Y ahora con este problema (coronavirus), “creo que se tienen que tomar acciones inmediatas y urgentes; por eso hacemos un llamado respetuoso y a la vez enérgico a la Federación en este caso al INM, para que tomen las acciones correspondientes”, insistió.