Foto: Especial
Si queremos una hamburguesa 100% carne, debemos acudir a la carnicería. En los frigoríficos encontramos carne con cereales, sulfitos y colorantes

¿Con tomate o con lechuga?, ¿con ketchup o con mayonesa?, ¿con bacon o con huevo?, ¿con queso o con cebolla? La guarnición aporta a la hamburguesa esa explosión de sabores que para cada uno la convierte en irresistible, pero lo que le hace diferente al resto es la calidad de la carne. Por eso es tan importante saber elegir la mejor opción cuando acudimos al supermercado.

Igual que en un restaurante de comida rápida, en los supermercados encontramos una gran variedad de carne para las hamburguesas. Lo más recomendable es comprar la carne picada fresca, que tradicionalmente para la hamburguesa es de ternera, directamente al carnicero. La segunda es acudir a los frigoríficos o congeladores, donde ya las encontramos preparadas. Es más cómodo, pero menos saludable, más aún desde el auge de los preparados cárnicos conocidos como 'Burger Meat'.

Se trata de un producto alimenticio de una calidad inferior, ya que la cantidad de carne pocas veces supera el 80% del total. La 'Burger Meat’ se vende envasada y contiene mezclas con cereales, verduras, agua, sulfitos, conservantes o colorantes, entre otros, que le aportan un sabor apetecible. Es una carne que está dentro de la legalidad y de la directiva comunitaria. Su composición, higiene, trazabilidad y seguridad alimentaria están sometidas a los controles establecidos.

Sin embargo, consumir este tipo de carnes picadas de forma repetitiva no es beneficioso para la salud.

Cuidado con los nombres y los precios

Como pasa en otros productos alimenticios, el más caro no siempre es el más saludable.

Foto: Especial

Tipos de carne picada

Carne picada 100%. La encontramos en la carnicería. Solo contiene carne y sus requisitos de obligado cumplimiento pasan por la calidad, un 20% de grasa como máximo y la relación colágeno/proteína debe ser del 15%. Debe mantenerse en la parte más fría del frigorífico y consumirse antes de las siguientes 48 horas.

La mejor sin duda, la preparada a mano. Foto: Especial

Preparado de carne. La carne picada se mezcla con otros alimentos como cereales, sal o especias, y no suele superar el 80% del total. En la lista de ingredientes debe indicarse claramente este porcentaje.

'Burger Meat’. Es el tipo de carne picada preparada de menor calidad, a la que se le añade conservantes y un 4% de cereales, hortalizas y demás ingredientes, además de otros condimentos y especias como sulfitos. Esto proporciona un aspecto apetecible y alargar su vida. Es la más duradera.

Fuente: LA INFORMACIÓN